Un atentado perpetrado ayer en el céntrico barrio de La Macarena de Bogotá, cerca a la plaza de toros, causó 26 heridos, la mayoría policías, en una jornada de caos en la que durante algunas horas varias fuentes aseguraron que había fallecido un agente.
En total, resultaron heridos dos civiles y 24 policías, de los cuales “seis presentan distintos tipos de gravedad y los otros 18 vienen siendo atendidos en los hospitales Central de la Policía, Militar y San Ignacio, para darlos de alta de acuerdo con las valoraciones médicas”, indicó esa institución en un comunicado.
Uno de los civiles ya fue dado de alta y el otro no reviste gravedad, agregó la información oficial de la Policía.
La explosión se registró a las 10.36 hora local, en las inmediaciones de la plaza de toros La Santamaría en la que ayer se celebró la última corrida de la temporada taurina en la capital, razón por la que había un gran dispositivo policial.
Durante horas, el número de heridos varió y la Alcaldía de Bogotá publicó que eran 31 personas, aunque algunos medios elevaron esa cifra hasta los 40.
El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, aseguró a través de Twitter que uno de los policías heridos había fallecido e incluso facilitó su identidad.
“Lamento la muerte del policía John Herrera como consecuencia del petardo de esta mañana en La Macarena”, escribió en un mensaje que posteriormente eliminó de esa red social.
El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, desmintió esa información al afirmar taxativamente en su cuenta de Twitter que la Policía le informó “que los agentes están heridos, no hay víctimas mortales”. Asimismo, condenó el atentado y mostró su esperanza de que “haya una rápida investigación para dar con los autores de este atentado”.
Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Hoover Penilla, descartó en una entrevista con Caracol Radio que un grupo antitaurino sea responsable del atentado.
“No tiene absolutamente nada que ver con los animalistas que están en contra de las corridas de toros”, aseguró Penilla.
La Institución dispuso de un equipo especial para reforzar las investigaciones que se adelantan por parte de la Policía Metropolitana de Bogotá, con el fin de esclarecer lo más pronto posible estos hechos.
En este sentido y tras llegar a la zona de la explosión, Peñalosa aseguró que están haciendo las investigaciones pertinentes para determinar las causas y detener a los responsables.
Además, aseguró que “hay algunos daños menores a edificaciones aledañas”. “Estamos haciendo un trabajo de inteligencia muy importante y esperamos tener buenas noticias pronto para la ciudadanía. Estamos adelantando las investigaciones”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.