La escalada de precios en Argentina no se detiene y ya alcanza a los productos más elementales de la canasta básica. En este caso, el pan, un alimento clave en la dieta argentina que paga un IVA diferenciado, del 10.5 por ciento , la mitad del 21 por ciento que se le grava al resto de los productos. El aumento del valor se origina por la subida en el precio de la harina y el gas, pese a que el precio internacional del trigo está estable, reporta el periódico elpais.es.
Y es que Argentina atraviesa una marcada crisis . El periódico Página12 informó, en enero pasado, que las ventas de los comercios minoristas registraron una caída de 2.5 por ciento , comparado con el mismo mes de 2016. “De los 21 rubros relevados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, CAME, 20 mostraron índices negativos. Mientras tanto, el Gobierno sigue con su plan anticonsumo: dólar barato, aumentos en los servicios y fin de las cuotas sin interés”.
Elpais.es señala que llevar el pan a la mesa es el lema de todo trabajador. Sin embargo, parece convertirse en una empresa muy difícil de asumir. Sobre todo si se tiene en cuenta que en noviembre de 2015, el valor del alimento oscilaba los 25 pesos (1.93 dólares con la cotización de ese momento) y ahora, luego de lo acordado por los empresarios panaderos, trepa a 45 pesos (2.85 dólares).
El incremento del precio del pan tiene que ver con la quita de retenciones a las exportaciones de trigo, decididas por el entonces flamante presidente de Argentina, Mauricio Macri y el aumento del gas, que trepó un 500 por ciento en promedio en 2016, y ya tiene anunciado un nuevo incremento para abril de este año, que se estima en 54 por ciento .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.