La ausencia de la menstruación en la mujer en edad fértil se llama amenorrea. Existen muchos motivos por los que el periodo se puede retrasar o desaparecer. La ausencia puntual del periodo no se considera un problema grave, pero si es algo recurrente es importante entender el motivo.
La ginecóloga Fuentina Ugarte recomienda consultar con el especialista si la menstruación desaparece por tres meses consecutivos y si sucede antes de los 45 años. También recomienda una consulta médica si una mujer cumple 15 años y no ha empezado a menstruar, ya que también se considera amenorrea.
Ugarte menciona a SALUD los motivos más frecuentes por los que una mujer puede tener amenorrea:
1. El estrés. Puede afectar a la menstruación, haciendo que los ciclos sean más largos o más cortos, que haya una ausencia total del periodo o que las reglas sean más dolorosas. Incluso puede provocar que una mujer tenga dos reglas dentro del período habitual de cuatro semanas.
Si el estrés es la causa del retraso o falta de menstruación, se recomienda hacer ejercicio regularmente o seguir técnicas de respiración. Si eso falla, existen terapias cognitivo conductuales que pueden ayudar al paciente a sobrellevar el estrés y la ansiedad.
2. La pérdida excesiva o repentina de peso puede detener la producción de las hormonas que el cuerpo necesita para la ovulación. Un dietista o nutricionista puede ayudar a los pacientes que tienen un peso por debajo de lo normal a subir de peso de una manera saludable.
3. El sobrepeso o la obesidad. Con el sobrepeso, el cuerpo puede producir un exceso de estrógeno, la hormona que regula el sistema reproductivo de las mujeres. Su exceso puede afectar a la frecuencia de los periodos, y por tanto hacer que se detengan.
4. El ejercicio físico extremo. La presión que un grado de ejercicio muy intenso tiene sobre el cuerpo también puede afectar a los niveles de hormonas que controlan la menstruación y la pérdida de demasiada grasa corporal puede hacer que el cuerpo no ovule. En el caso de las deportistas profesionales, los médicos deportivos pueden aconsejar sobre cómo pueden mantener el rendimiento sin que la intensidad del ejercicio afecte a sus periodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.