Decenas de bolivianas se manifestaron ayer en el centro de La Paz para reivindicar el derecho de las mujeres sobre sus cuerpos y pedir la legalización del aborto, como parte de la jornada mundial denominada Grito Global.
Una de las principales consignas del movimiento tiene que ver con cambiar de lugar el debate sobre el aborto del área penal hacia un “escenario de la salud pública”, dijo a EFE Tania Nava, que dirige Católicas por el Derecho a Decidir.
“La salud pública resulta ser el escenario idóneo para tratar el problema porque desde la salud pública las obligaciones que asume un Estado son las de procurar una intervención oportuna de una práctica médica realizada en condiciones de salubridad”, argumentó Nava.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.