En lo que va del año en nuestro departamento, se han descubierto al menos tres casos y a unas cinco personas que se dedicaban a la falsificación de documentos como carnet de identidad, licencias de conducir, títulos y otros. El martes la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) detuvo a Juan Pablo T. (35) por la falsificación de certificados de conducción.
El acusado ofrecía sus servicios en puertas del Servicio General de Licencias de Conducir (Segelic) y, además ,se hacía pasar como abogado, pero no lo era informó el subdirector de la Felcc, Denny de la Torre.
El certificado falso se vendía en 1.500 bolivianos. “El operaba en una oficina de la calle Ecuador entre San Martín y Lanza, cuando una mujer le reclamó sobre la venta de un certificado falso”, dijo el subcomandante.
Se desconoce desde cuándo operaba el acusado, al momento cuatro personas se presentaron como víctimas.
En septiembre, el Ministerio de Gobierno y la Policía desarticularon una banda que operaba en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y se dedicaba a falsificar títulos universitarios, de bachiller, libretas de servicio militar. Los falsificadores cobraban entre 3.000 y 10.000 bolivianos, dependiendo del tipo de documento que adulteraban.
En mayo, otro grupo de falsificadores de licencias de conducir que promocionaba su servicio en redes sociales, compuesto por un exfuncionario del Servicio General de Identificación Personal (Segip) y un actual trabajador, fue desarticulado.
El principal sospechoso, Osvaldo V. (38), fue aprehendido con varias fichas kárdex que manejaba en el pasado en la División Licencias de la Policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.