Ante la crítica situación de los embalses que abastecen de agua a Cochabamba, los concejales pidieron informes al Servicio Municipal de Agua y Alcantarillado (Semapa). En tanto, Misicuni asegura que puede aumentar el caudal de 430 a 1.000 litros por segundo (l/s) de agua.
El concejal Edwin Jiménez (Único) señaló que en agosto solicitó un informe escrito a Semapa y que luego reiteró su pedido sin que hasta la fecha cuente con una respuesta.
En la petición se pide conocer la cantidad de agua en Wara Wara y Escalerani, el plan de racionamiento en la distribución, la distribución por cisternas a mercados y escuelas y la cantidad de líquido que se recibe de Misicuni.
El legislador lamentó que las quejas por la falta de agua sigan llegando. Otro reclamo recurrente es el cobro elevado por el servicio de Semapa y la falta de servicio en las unidades educativas.
“Si no fuera por Misicuni, no tendríamos agua en Cochabamba. Tenemos quejas de los distritos 3 y 5, principalmente. También reclaman colegios y mercados, porque las cisternas llegan pocas veces y no alcanzan. Ahora, estamos solicitando priorizar el cementerio para Todos Santos”, afirmó Jiménez.
Por otro lado, el presidente de la Empresa Misicuni, Jorge Alvarado, señaló que están listos para entregar hasta 1.000 l/s a Semapa. Sin embargo, siguen esperando la solicitud de Semapa, que aún no tiene mayor capacidad.
Asimismo, Alvarado agregó que en ningún momento se acordó dotar agua potable a Semapa, sino sólo cruda.
“La planta de Jove Rancho es para dar agua potable a aquellos municipios que no cuentan con plantas, como Quillacollo, pero aún no entregamos, porque no se tienen los ductos”, explicó.
La pasada semana, se inspeccionó la planta de Jove Rancho por no estar en funcionamiento. Sin embargo, Alvarado también cuestionó que Semapa no ponga en funcionamiento la planta potabilizadora de Taquiña desde hace 10 años.
INSTAN A ELABORAR CAMPAÑAS
Hace un año, los medios de comunicación difundían mensajes para el ahorro de agua. Sin embargo, una vez que pasó el periodo crítico, las campañas para reutilizar el agua cesaron.
El concejal Edwin Jiménez lamentó que el municipio no cuente con políticas y programas de concientización para el uso racional.
“Vamos a pedir que se adopten campañas agresivas para que la población no se olvide de esas prácticas de ahorro de agua. También consideramos que se debe impulsar este tipo de prácticas en las escuelas. Los niños aprenden rápido y suelen ser quienes enseñan en casa a los papás”, aseveró. Agregó que Semapa también debe trabajar para que se cambien las tarifas de una vez por todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.