Tras la destitución de la gerente general del Banco Unión, Marcia del Carmen Villarroel Gonzales, el gerente del directorio de la entidad, Diego Pérez Cueto, posesionó a Rolando Marín Ibáñez como nuevo titular de la entidad estatal, a un mes de desatarse el escándalo por el desfalco de 37,69 millones de dólares.
En una conferencia de prensa, el presidente del Estado Evo Morales advirtió que la nueva autoridad tendrá la potestad de cambiar al menos a cinco gerentes, si resultaran implicados en el desfalco.
Marín Ibáñez, que fue posesionado en un acto breve y sin mayores explicaciones, asume el cargo con más de 10 mil dólares de patrimonio, según revela su declaración jurada ante la Contraloría General del Estado (CGE) de mayo de 2016.
“A efecto de dar continuidad a las operaciones del Banco se designa a Rolando Marín Ibáñez como gerente general, debiendo precisarse que para tal designación se ha verificado la no existencia de incompatibilidades para el ejercicio del cargo”, dijo Pérez. Además, instruyó a las áreas pertinentes a realizar los trámites y gestiones correspondientes por el cambio del ejecutivo.
En tanto, Patricia Mirabal, directora ejecutiva de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS), no pudo especificar si el seguro se haría cargo de la cobertura por el desfalco económico de 37,6 millones de bolivianos al Banco Unión, bajo el argumento de que la cobertura es diversa.
“Todas las entidades tienen que ver cuál es su rol, cuál es su movimiento que puede tener cada una de las compañías”, indicó en contacto con los medios en La Paz.
Horas previas, en conferencia en prensa, el presidente Morales justificó la tardanza en el cambio al indicar que “no es sencillo conseguir hombres y mujeres comprometidos y, además de eso, con basta experiencia para administrar uno de los bancos más importantes de Bolivia”.
El Presidente adelantó otros cambios en las gerencias al interior de la estatal financiera, que se deben coordinar con el Banco Central de Bolivia (BCB), entre los que mencionó al de Riesgos, Contabilidad. “Como el gerente de Riesgo, de Contabilidad, por lo menos cuatro a cinco gerencias se van a cambiar para que las autoridades sepan que se presta buen servicio al pueblo boliviano”.
Por su parte, el senador de Unidad Demócrata (UD), Óscar Ortiz, que en reiteradas oportunidades solicitó la destitución de la gerente general y de la directora de la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI), sostuvo que fue una decisión tardía pero que en todo caso “con este cambio no se soluciona el problema que se presentó en el Banco Unión”.
DATOS
Sobre los estudios de la nueva autoridad. El nuevo gerente del Banco Unión es economista de profesión y tiene un posgrado en “Población y Desarrollo” en la Cepal.
Maestría en Derecho Económico. Cuenta con una maestría en Derecho Económico con mención en Relaciones Económicas Internacionales que hizo en Ecuador.
Ocupó un cargo en el BCB hasta el 2014. Estuvo como vicepresidente y miembro del Directorio de Banco Central de Bolivia (BCB), entre el 2007-2014.
Representaciones internacionales. Participó como delegado de Bolivia en el Grupo de Integración Financiera-Unasur y GGM Mercosur.
VINCULAN A 18 PERSONAS MÁS EN LA INVESTIGACIÓN
Dentro del proceso de investigación del fraude económico al Banco Unión, el Ministerio Público de La Paz determinó ampliar las indagaciones en contra de 18 personas más.
El fiscal Erlan Almanza adelantó que se trataría de exfuncionarios del Banco Unión y que se establecerá la probabilidad de su participación en el hecho.
En tanto, su colega Daniel Ayala fue más reservado e indicó que no se puede dar detalles de cuántas personas son, pero que el Ministerio Público sí está ampliando la investigación.
“Es un caso complejo, no podemos dar el detalle por responsabilidad, en primer lugar el Ministerio Público respeta los derechos fundamentales de las personas, (…) tampoco podemos decir en qué fechas van a ser aprehendidas, en qué fechas citadas”, sostuvo.
Por otra parte, Ayala informó sobre varias filmaciones en el lugar del hecho que se remitieron al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para que se proceda con la revisión del material.
Indicó que en los próximos días, la Fiscalía Departamental dará nuevos detalles de la investigación.
Actualmente, los familiares y el entorno más cercado de Juan Pari, identificado como el principal responsable del ilícito, fueron aprehendidos, entre ellos su madre, esposa, hermano menor y su pareja, una mujer de nacionalidad argentina. La mayoría tiene detención preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.