El director distrital de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Jimmy Méndez, explicó que la nueva gasolina Ron 91 aún no será comercializada en Cochabamba ya que se tiene que esperar los resultados de la prueba piloto en Santa Cruz.
El nuevo combustible ingresó el jueves pasado a 12 surtidores del mercado de Santa Cruz para esta prueba que se realizará durante dos meses y a partir de ello proyectar el 2018 un programa de abastecimiento para la venta en los demás departamentos del país. “Aún no está decidido, se tienen que esperar los resultados”, dijo Méndez.
En este contexto, el asambleísta departamental de los Demócratas, Freddy Gonzales, informó que mañana se tiene previsto realizar una inspección a todos los surtidores de Cochabamba para verificar si cuentan con las condiciones necesarias para la venta del nuevo combustible.
“Esto es un gasolinazo camuflado y en Cochabamba ya se están sintiendo las primeras consecuencias con la subida de los precios de varios productos de la canasta familiar (…). Vamos a demostrar que los surtidores no tienen la capacidad para operar con este nuevo carburante”, indicó.
Por su parte, el senador opositor, Arturo Murillo, aseguró que la mayoría de las estaciones de servicio en el departamento requerirán modificaciones y mucha inversión para poder comercializar la gasolina Ron 91.
Murillo dijo que en 11 surtidores de Cochabamba se evidenció la falta de tanques y bombas para la distribución de esta nueva gasolina. “El surtidor no tendrá otra opción más que vender o la gasolina normal o esta nueva Ron 91 (…). En muchos surtidores de nuestro departamento está desapareciendo la gasolina especial que es la que todos compran. Claramente un gasolinazo camuflado”, señaló.
En la misma línea, la diputada, Norma Piérola, cuestionó el ingreso del nuevo carburante al mercado y dijo que es un “garrotazo y un sopapo al pueblo”. “Todo está empezando a subir y los alimentos ya se incrementaron entre 2 y 3 bolivianos (…). Esto es un gasolinazo camuflado que se va a sentir fuertemente más adelante”, expresó.
Gobierno garantiza producción de gasolina especial
El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, aseguró la semana pasada que está garantizada la producción de 160.000 metros cúbicos de gasolina especial, que es lo que demanda el país y que se vende a 3,74 bolivianos por litro, al igual que la gasolina Premium, que mantendrá el precio de 4,79 bolivianos.
La gasolina de 91 octanos, que cuesta 4,40 bolivianos el litro, es un producto de alto octanaje que según el Gobierno se constituye en un combustible ideal para obtener un mejor rendimiento del motor de los vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.