La estrella de Hollywood, que se hizo famosa en los 90 por la comedia American Pie, fue retratada extremadamente delgada mientra paseaba por las calles de Hollywood.
Reid aseguró, categóricamente, que no es anoréxica y declaró al diario inglés Daily Mail estar muy molesta por las especulaciones sobre su peso. “No tengo un trastorno alimenticio… simplemente estoy delgada”.
“Es mi peso natural, y la gente tiene que dejarme en paz”, reclamó a modo de defensa. Y añadió: “A las personas que tienen sobrepeso no las atacamos cada vez que salen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.