En lugar de los captcha de letras abstractas y marcar objetos dentro de un recuadro, Facebook pedirá ahora al usuario que se tome una selfie para confirmar que es real.
Es totalmente esperable que las plataformas apliquen métodos de autentificación cada vez más rigurosos, teniendo en cuenta que los ciberdelincuentes están continuamente realizando campañas de pishing para robar contraseñas. Cientos de empresas han sido víctimas de estos hackers en el año.
El nuevo mecanismo de identificación demuestra que, para Facebook, el rostro de los seres humanos es la mejor forma de descubrir si una máquina intenta suplantarlo.
Recientemente, un usuario recibió un mensaje de la red social solicitando que subiera una fotografía de su rostro como parte de un procedimiento de seguridad. Esta solicitud fue capturada por el usuario y colocada en Twitter, lo que desencadenó cientos de reacciones al respecto en cuanto a la privacidad.
El mensaje pedía que se subiera la fotografía y aseguraba que luego que se comprobara, sería borrada de sus servidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.