Varias casas del Casco Viejo, donde existen viviendas patrimoniales, se han convertido en parqueos para vehículos.
Al no poder realizar construcciones en las propiedades algunos dueños han optado por demoler las viviendas para usarlas como estacionamiento y conservar solamente las fachadas.
En un recorrido que hizo OPINIÓN por el Casco Viejo identificó que, especialmente en la zona oeste, varias viviendas fueron demolidas con este objetivo.
Un ejemplo es la calle Santiváñez entre Tumusla y Hamiraya donde hay tres parqueos en una sola acera y que únicamente conservan sus fachadas.
Lo mismo sucede en la calle Jordán esquina Hamiraya.
La arquitecta especialista en patrimonio arquitectónico, Patricia Dueri, indicó que no hay un control de la Alcaldía en estas zonas y que en los últimos cinco años se perdió más de la mitad de las viviendas del Casco Viejo.
Manifestó que una causa es la falta de incentivo para la conservación de viviendas. Dijo que muchas veces los propietarios mueren o las venden y las personas que se quedan con la propiedad ven la forma de lucrar con el terreno, ya que por su ubicación el mismo rinde para cualquier tipo de negocio.
Denunció que no hay un control y que muchas veces las demoliciones se hacen en horas de la noche.
Advirtió que es muy arriesgado para la historia de la ciudad continuar perdiendo el patrimonio que es la identidad de una ciudad.
“Sin patrimonio, la población no tiene referencia de su identidad y, por tanto, la ciudad pierde valor. No tendremos referencia del pasado y las futuras generaciones no tendrán qué recordar”.
El concejal municipal Edwin Jiménez manifestó que no hay políticas de incentivo para los propietarios de estas viviendas y se comprometió a trabajar en una norma que lo haga.
Indicó que en Chuquisaca se cuenta con una ley que permite reducir los impuestos hasta en un 75 por ciento .
Criticó la actitud de algunos ciudadanos que para aprovechar el terreno incluso llegan a deteriorar, de manera intencional, las infraestructuras para que estas se caigan.
“Debemos hacer algo, los impuestos son bastante caros por la zona y los dueños no se dan cuenta del valor que tienen estas viviendas”.
50 por ciento de pérdida
Según la especialista en patrimonio arquitectónico Patricia Dueri en los últimos cinco años se perdió más del 50 por ciento de las casas patrimoniales de Cercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.