Las mujeres que acuden a dar a luz al hospital materno infantil Germán Urquidi tienen que ser atendidas incluso en colchones acomodados en el piso ante un aumento significativo de la demanda del servicio y el prolongado paro médico en contra del artículo 205 del nuevo Código Penal.
El miércoles y jueves fueron los días más críticos por el incremento de más pacientes. “El miércoles se metieron hasta los bancos de la sala de espera para que las mujeres embarazadas esperen”, dijo un familiar.
El responsable de Gestión de Calidad de Enseñanza e Investigación del materno , Ángel Maida Terceros, señaló que no se trata de un colapso, sino de un aumento de pacientes como consecuencia del paro médico, que ya lleva 35 días.
“Llegan pacientes que son referidas de todos los centros de salud y con el conflicto tenemos que atender a las pacientes de hospitales de primer y segundo nivel”, dijo.
El materno recibe pacientes de los municipios de Villa Tunari, Sacaba, Tiquipaya, Vinto, Punata y otros lugares, donde no se brinda la atención correspondiente por el paro médico.
Se informó que estos centros sólo atienden en horarios determinados y muchas veces no cuentan con los insumos necesarios para la atención.
Maida dijo que este panorama se registra al menos dos o tres veces al año como consecuencia de la falta de equipamiento en los centros médicos y en muchos hospitales de primer y segundo nivel del departamento.
“El miércoles hemos visitado el hospital de Tiquipaya y resulta que no tiene anestesiólogo ni ginecólogo en fin de semana. En Sacaba es igual, hay días en los que no se tienen profesionales para atender a las pacientes”, informó.
La directora del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Leny García, expresó que la situación que se vive en el materno “no es constante”, ya que los embarazos están determinados por algunos factores climatológicos.
La falta de infraestructura, personal e insumos son las principales causas por las que hospitales de primer y segundo nivel de diferentes municipios como Punata, Sacaba Tiquipaya, Quillacollo Vinto Sipe Sipe, Villa Tunari y otros no pueden brindar la atención necesaria a la población, explicó Maida.
“Por ejemplo, el hospital Cochabamba tiene falta de insumos, nosotros les colaboramos, les mandamos equipos para atender partos, esterilizamos sus equipos”, dijo.
El maternológico por día atiende un promedio de 25 partos y entre 10 y 15 cesáreas, lo que significa un parto cada hora.
Cuenta con 86 camas, 43 para embarazos riesgosos y 43 para normales, para que la madre y su bebé reciban la atención médica necesaria antes de recibir el alta respectiva, el tiempo de permanencia depende de la complejidad del parto.
El Plan Estratégico Institucional (PEI) del materno infantil Germán Urquidi contempla la construcción de un tercer piso para ampliar la capacidad y responder a las demandas de la población.
“Este es un plan de contingencia que estamos asumiendo, porque esta alta demanda de pacientes no sólo se debe a causa del paro médico, sino que también se presenta en determinadas épocas del año”, dijo Germán Maida.
Hay 86 camas para atención. El materno funciona hace 13 años en sus actuales instalaciones y planifica una planta más por la demanda de pacientes.
OPINIONES
“Esperamos que con la inauguración del Hospital del Sur se pueda alivianar la cantidad de pacientes que son trasladadas al materno infantil”. Leny García. Directora del Sedes
“El maternológico fue creado hace 13 años para la atención de embarazos de alto riesgo, pero atendemos a todas las pacientes que llegan”. Ángel Maida. Responsable de Gestión de Calidad del Materno Infantil
DECLARAN EMERGENCIA POR FALTA DE NEFRÓLOGO
El dirigente de los enfermos renales de Cochabamba, Osvaldo Castro, dijo que este sector se declaró en estado de emergencia a causa del despido de uno de los nefrólogos.
Según Castro para hoy se tiene prevista una reunión con la directora del Servicio Departamental de Salud (Sedes) para dar solución a sus demandas. Leny García directora del Sedes dijo que se trata de acelerar el proceso de contratación de un nuevo profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.