Las 40 familias que construyeron sus casas en medio o dentro de la franja de seguridad de las seis quebradas que existen en la Villa Primero de Mayo, ubicada en el extremo sur de la ciudad, fueron notificadas con órdenes de demolición por la Comuna Itocta.
Los propietarios fueron notificados después de que 15 casas de la parte baja se inundaron el sábado por el desvío del curso de las quebradas.
El subalcalde de la Comuna Itocta, Gabriel Rocha, manifestó que la notificación es el primer paso para continuar con el proceso legal para la derribar las casas que están en las zonas de riesgo. Lamentó que los dirigentes se opongan.
Loteadores
El dirigente de Primero de Mayo, Jhonny Molle, reclamó por la falta de control de los loteamientos de parte de la Alcaldía y porque en Cochabamba las construcciones se hacen al revés: primero se construye y luego se aprueba la urbanización.
Explicó que la Villa Primero de Mayo fue una tierra de pastoreo que se vendió y luego revendió a loteadores que entregaron los terrenos a familias humildes.
Los terrenos en zonas de riesgo como quebradas se vendieron desde 500 hasta 2.500 dólares, sólo con minutas de compra y venta.
En Primero de Mayo viven 17.000 personas en 28 OTB. De ese número, sólo siete son legales, 12 tienen plano sectorial y el resto están regularizando su situación. “Son loteadores que se han aprovechado de la inocencia de la gente”, dijo Molle.
Navidad triste
Las 15 familias afectadas por la inundación del sábado y se suman a las perjudicadas el 5 de diciembre, cuando murieron dos niños. Perdieron todo, no tienen ni qué comer.
Han pasado la Navidad más triste debido a que desde la inundación los propietarios aún continúan sacando el lodo de sus casas. Ayer, maquinaria pesada removía la tierra de la quebrada principal.
Ayer, varios obreros de la Alcaldía continuaban ayudando a la familia de Bautista Andrade a sacar el lodo de su casa. Es la vivienda más afectada, sólo de este lugar retiraron dos volquetas de lodo, el daño llega a 5.000 dólares.
La familia perdió refrigeradores, cocinas, computadoras, roperos, mesas, ropa, cuadernos, colchones y víveres.
Las pertenencias de sus cuatro hijos, su nuera y un nieto se arruinaron. “Todo se ha perdido, no tenemos dónde dormir, necesitamos ayuda, víveres. Desde que ha pasado esto ni comemos, los vecinos nos traen un platito de almuerzo”, contó.
Bautista es albañil (58) y él mismo construyó su casa hace 20 años a unos 20 metros de la quebrada principal de Primero de Mayo. Compró el terreno en 1995 y sólo tiene una minuta.
La casa de Zenobia Magne es otra que tiene grandes daños. La pared se rajó por la gran cantidad de agua que llegó de la serranía donde proliferan nuevas construcciones.
“Hemos pasado una Navidad triste con mis hijos. Nos hemos cansado de sacar el lodo, hacía tanto frío, no tenemos dónde dormir, todo sigue mojado, el agua se ha llevado documentos importantes, hasta la minuta de compra y venta”, indicó muy conmovida.
Ahora la afectada pide ayuda para reparar los daños. “Sería bueno que el Gobierno nos ayude con el Plan de Vivienda, como hará con la familia donde murieron los dos niños. Mi marido se ha ido hace 10 años, vivo sola con mis cuatro hijos”, solicitó.
La Villa 1ro de Mayo. Tiene 28 OTB, pero de ese número sólo siete son legales, 12 tienen plano sectorial y el resto es ilegal.
LAS QUEBRADAS SON BIENES DEL MUNICIPIO
La Ley 348 de Gobierno Autónomos Municipales determina que los ríos, quebradas, torrenteras, torrentes, riachuelos lechos y taludes hasta su coronamiento son bienes municipales, por lo que corresponde a los municipios evitar construcciones en esos predios y a 30 metros a cada lado de su eje de máxima crecida.
Ante esta situación, las viviendas que se construyeron en las quebradas de la zona Primero de Mayo son ilegales.
Una quebrada es una hendidura de una montaña, al paso estrecho entre elevaciones o al arroyo o riachuelo que atraviesa por medio. Las quebradas se reactivan con la lluvia.
EL LODO DESTRUYÓ LA RED DE AGUA
Desde el sábado, 70 viviendas están si agua potable, debido a que el lodo vino con tanta fuerza que destruyó tuberías de la red.
Los vecinos tienen agua de una cooperativa y han logrado recuperar algunos tubos pero deben reponer otros para reparar la red. Por el momento, la Alcaldía ha enviado al lugar agua en cisterna.
Tres cuadrillas de 10 personas trabajan en Villa Primero de Mayo para ayudar a los vecinos a sacar el lodo y realizar áreas de contención para que las aguas de lluvia no ingresen nuevamente.
OPINIONES
“Después de que la gente ha construido sus viviendas, recién aparece la Alcaldía para hacer planimetrías y planos sectoriales. Necesitamos que declaren emergencia”. Jhonny Molle. Dirigente 1ro de Mayo
“No tenemos ni dónde dormir. Yo quisiera que nos ayuden, nos asesoren, no sé cómo voy a reparar la pared, todo se lo ha llevado el agua, los vidrios reventaron”. Senobia Magne. Vecina afectada
“En Navidad hemos tomado sólo gaseosa con pan, todo se ha dañado, no hay ni víveres, necesitamos ayuda, he perdido 5.000 dólares, el refrigerador y la cocina no funcionan”. Bautista Andrade. Vecino afectado
“Desde el día sábado no tenemos agua, estamos agarrando de la lluvia, recién vamos a comenzar a lavar las frazadas que se han ensuciado con el barro en la inundación”. Mercedes Mamani. Vecina de 1ro de Mayo
“Estamos trabajando en tres turnos para apoyar a los vecinos sacando el lodo y haciendo trabajos para que no vuelva a ingresar el agua. La mayoría no tiene papeles de sus casas”. Juan Carlos Villarroel. Funcionario de la Alcaldía
“Ya estamos traumados. Cuando llueve tenemos que estar alerta. El miércoles hemos contratado tractor para que se ponga delante y no permita el ingreso del agua”. Victoria Chipana. Vecina
PIDEN DECLARAR EMERGENCIA Y FRENAR LOS LOTEAMIENTOS
Tras la muerte de dos niños, Gerard y Leonel, el 5 de diciembre por el colapso del muro de su casa y de que 15 familias lo perdieran todo en la inundación, el dirigente de la Villa Primero de Mayo, Jhonny Molle, pidió que la Alcaldía declare emergencia.
La medida permitiría que el municipio desembolse recursos para el plan de desagües y trabajos complementarios.
El dirigente lamentó la ausencia de la Alcaldía en la zona para regular la construcción de las viviendas y frenar los loteamientos. “Ahora qué va a pasar con esas personas que han sido engañadas y han construido su casa en medio de la quebrada, quién les va a devolver su dinero”.
Molle manifestó que el municipio primero debía tener planimetrías y planos sectoriales para planificar el asentamiento urbano, “pero aquí se hace al revés, primero, se asienta la gente y después recién se hace la planimetría; además, nos piden que cedamos parte de la vivienda, porque resulta que las calles que eran de seis metros de ancho debían ser de nueve”.
El curso natural de las seis quebradas fue afectado por las nuevas construcciones y el desborde también afecta a la parte baja que es legal.
“Yo tengo todos los papeles en orden, nunca se inundaba”, dijo una vecina, Victoria.
OPINIÓN
Gabriel Rocha. Subalcalde Comuna Itocta
“Los dirigentes no quieren que las viviendas se demuelan”
Estamos notificando en todas las torrenteras de Primero de Mayo, cerca a unas 40 viviendas donde están las más complicadas. Hay dirigentes que piden que no se haga la demolición, aceptan la notificación; pero no la demolición. No vamos a parar, sí o sí vamos a demoler. Ellos han entendido, si no hacemos esto estaríamos como cómplices. Tenemos instrucción del Alcalde de hacer cumplir la norma, y como comuna es hacer cumplir hasta llegar a un proceso de demolición.
Ese es un proceso. A partir de la notificación, hay que cumplir ciertos procedimientos para sacar la resolución de demolición, aun así ellos pueden interponer un Amparo Constitucional para ver si procede o no la demolición. Por eso es complicado llegar hasta la demolición, pero estamos haciendo lo que dice el reglamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.