Cada vez más estudios revelan que los frutos secos son excelentes para la salud. Hoy, nos centramos en sus beneficios para el cerebro.
Liderados por el experto Lee Berk, un equipo de investigadores científicos de la Universidad de Loma Linda en Beaumont, California (EEUU) asegura que los frutos secos tienen altas concentraciones de flavonoides, es decir, antioxidantes que se cree tienen efectos antiinflamatorios, anticancerígenos y protectores del corazón. De la misma forma, los flavonoides también acceden a las áreas del hipocampo del cerebro que son responsables del aprendizaje y la memoria.
Los científicos afirman que estos flavonoides inducen efectos neuroprotectores, lo que lleva a la “neurogénesis” o al “nacimiento” de nuevas neuronas, además de mejorar el flujo sanguíneo al cerebro.
Por lo tanto incluir en la dieta frutos secos como las almendras, anacardos, maní, pistachos y otras semillas pueden ayudar a mejorar el aprendizaje y la retentiva.
Los expertos determinaron que la mayoría de semillas secas son ricas en antioxidantes, moléculas capaces de retrasar la oxidación o deterioro de las células.
Las saludables nueces
Contienen numerosas vitaminas y minerales entre los que destaca su alto contenido en vitamina E, con un alto efecto antioxidante. Asimismo, es una rica fuente de ácidos grasos poliinsaturados como el omega 3 y el omega 6, esenciales para la función neuronal y el sistema nervioso central. Además, tienen ácido fólico, que impide que aumenten los niveles de homocisteína en la sangre, disminuyendo así el riesgo de enfermedades cerebrovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.