En predios del hospital Viedma, 12 funcionarios se declararon en huelga de hambre exigiendo la restitución de sus fuentes laborales. La medida fue asumida después de haberse enterado que 35 personas que trabajaban en el centro hospitalario no fueron convocadas para la renovación de sus contratos.
Emma Dakduki, secretaria general del sindicato de trabajadores del Viedma, dijo que gran parte de las notificaciones de “despido” fueron realizadas verbalmente. “Desde mañana ya no vengas a trabajar, así les han despedido a la mayoría de nuestros compañeros”, señaló.
Al respecto, la directora del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Leny García, informó que no se trata de despidos, sino que tras una evaluación al personal se decidió no recontratar a las que no cumplen con el perfil requerido por la institución.
El ejecutivo de la federación sindical de trabajadores en salud, José Gonzales, dijo que es una medida política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.