Cuatro unidades educativas del departamento de Cochabamba iniciarán clases el 19 de febrero como consecuencia de las inundaciones y atrasos en las tareas de mantenimiento durante las vacaciones de invierno.
A nivel nacional, el ministro de Educación, Roberto Aguilar, informó que 12 instituciones educativas tampoco comenzarán sus actividades por los desastres naturales registrados en diferentes regiones de Bolivia.
El acto oficial de inauguración de la gestión escolar 2018 de Cochabamba se realizará en la Unidad Educativa Wilge Rodríguez a las 9 de la mañana. A nivel nacional, la ceremonia del inicio de clases se desarrollará en la unidad educativa Ignacio León de la ciudad de Oruro, con la presencia del presidente Evo Morales.
Al respecto, el director distrital de educación de Cercado 1, Jhonny Rivera, informó que todas las unidades educativas del municipio de Cochabamba están en condiciones de iniciar sus labores escolares, salvo el colegio Cobija porque no se concluyeron los trabajos de refacción y mantenimiento.
El municipio solicitó la postergación del inicio de las actividades escolares en este establecimiento para concluir los trabajos. Las clases comenzarán a partir del 19 de febrero, precisó.
“Hemos tenido una reunión con las tres directoras de las unidades educativas que funcionan en esta infraestructura para recuperar las horas perdidas, hemos determinado ampliar la carga horaria de 40 a 45 minutos por clase, hasta rescatar el tiempo perdido”, agregó Rivera.
Por su parte, el alcalde José María Leyes informó que los trabajos en la unidad educativa Cobija se realizaron a solicitud de los padres de familia. “Nos exigieron que podamos ampliar las aulas y eso es lo que estamos haciendo”, señaló.
La autoridad municipal manifestó también que ya resolvieron el problema del colegio Branko Petricevic. Leyes aseguró que el Concejo Municipal trabaja en la expropiación del bien inmueble, con lo que no habría ninguna dificultad para iniciar las actividades escolares en este establecimiento.
En la unidad educativa San Antonio de Pucara, el inicio de las clases también tendrá un retraso por los trabajos de refacción que realiza la Alcaldía y no fueron concluidos, según el informe del director departamental de educación, Iván Villa. Sin embargo, Leyes señaló que habilitaron una infraestructura en otro lugar para no perjudicar a los estudiantes.
Por otro lado, Villa informó que las clases fueron suspendidas por dos semanas en la unidad educativa Remanso, del trópico de Cochabamba, que fue anegada por el rebalse de dos ríos y la unidad educativa Soledad Rivas de Vinto, que alberga a las familias damnificadas por las inundaciones de ese municipio.
Los cuatro establecimientos educativos perjudicados en el departamento, de las aproximadamente 400 unidades educativas, iniciarán clases el 19 de febrero. Las actividades escolares en el país comienzan hoy y deben concluir el 30 de noviembre, de acuerdo al calendario del Ministerio de Educación.
19 de febrero iniciarán las clases los estudiantes de los establecimientos perjudicados. A nivel nacional, hoy se reanudan las labores educativas.
BENDICEN MOCHILAS EN LA CATEDRAL
La Iglesia católica realizó ayer una misa en la Catedral Metropolitana de Cochabamba para bendecir las mochilas en el inicio de clases, a donde acudieron decenas de padres de familia con sus hijos cargados de sus bolsas de útiles.
La celebración estuvo precedida por el rector de la Catedral, Marcelo Bazán, quien pidió a los escolares atender a sus profesores en horas de clases y respetar a sus compañeros.
También solicitó a los profesores enseñar a sus estudiantes con mucho amor, paciencia, pero sobre todo mucha dedicación.
LLUVIAS DESGASTAN INFRAESTRUCTURA DE TRES UNIDADES EDUCATIVAS DE QUILLACOLLO
Tres unidades educativas del municipio de Quillacollo fueron afectadas por las intensas lluvias de la semana pasada, informó ayer el presidente del Concejo Municipal, Víctor Osinaga.
Las intensas precipitaciones provocaron la caída de parte del tumbado de la unidad educativa Bella Vista nivel primaria, ubicada en el distrito 7, dañando de este modo un aula, indicó Osinaga.
“La canaleta se ha tapado con tierra y ha hecho que rebalse y el tumbado se ha venido abajo”, precisó.
Del mismo modo, afirmó que la unidad educativa Bella Vista nivel secundaria fue deteriorada en la temporada de lluvias por falta de mantenimiento adecuada.
Mientras tanto, en el distrito 4, Osinaga cuestionó el estado actual de la unidad educativa Martín Cárdenas.
“La pared que es de adobe ha cedido y se ha remojado. Hay sectores donde se han rajado paredes y existe peligro que se pueda desplomar, tanto las paredes de las aulas como del muro perimetral”, detalló.
Anteriormente, la Alcaldía de Quillacollo precisó que existen 83 establecimientos educativos en todo el municipio y se garantizó el desayuno escolar para cada uno de ellos en el primer día de clases.
Asimismo, se informó que las unidades educativas Calama, Franklin Anaya y San Martín de Porres contarán con el almuerzo escolar para la presente gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.