Desde hoy se habilitó la continuación de la calle Ismael Vásquez, paralela a la avenida Oquendo, para el desfogue del tráfico por la construcción del corredor vehicular Quintanilla.
A partir del jueves la avenida Ramón Rivero, por donde los automóviles desviaban a la avenida Oquendo, estará cerrada, por lo que las autoridades municipales recomendaron tomar previsiones. El desvío hacia la zona norte llegará hasta la avenida del Ejército para salir a la Recoleta.
“Los automóviles que giraban a la izquierda a partir de hoy van a poder continuar por el pasaje paralelo al cine Center, a partir del día jueves la avenida queda cerrada”, explicó el alcalde José María Leyes
El avance de la construcción del túnel que contempla la obra requiere el cierre de la Av. Ramón Rivero. El túnel contempla en su diseño una profundidad de 5 metros y una longitud de 130 metros.
En tanto, desde la semana pasada la empresa Imesapi- Poc remueve la tierra del entorno de la jardinera del monumento a Abaroa.
Leyes manifestó que se planifica concluir la obra cuatro meses antes del plazo establecido, fijado para noviembre del 2019.
La obra que se inició en noviembre del 2017 y tiene una inversión de 97 millones de bolivianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.