Lluvias, riadas e inundaciones afectaron a 8.203 familias en siete departamentos del país, según el último reporte del Ministerio de Defensa. Además, 140 viviendas resultaron afectadas por las riadas de las últimas semanas.
Los municipios más afectados fueron Yacuiba, Villamontes (Tarija), Tupiza, Cotagaita (Potosí), Vinto, Tiquipaya (Cochabamba), Cotoca (Santa Cruz), Huacaya, Monteagudo, Huacareta, Vaca Guzmán (Chuquisaca), Tiahuanaco (La Paz), San Javier, San Andrés, Loreto, Baures, Magdalena y Huacaraje (Beni).
El Comité Operativo de Emergencia Nacional (COEN) redujo a 61 los municipios de siete departamentos que se encuentran en alerta amarilla (34) y naranja (27).
Los municipios en alerta pertenecen a los departamentos de La Paz y Cochabamba, el norte de Santa Cruz y Beni, en los que se anuncia que “los ríos puedan colapsar en las próximas horas”, declaró a medios estatales el viceministro de Defensa Civil, Carlos Bru.
La región que más preocupa es Beni y Pando, donde los próximos días se prevé un “golpe de agua” que inundará varias zonas, por lo que ya se emitió las alertas correspondientes.
El alcalde de Trinidad, Mario Suárez, informó ayer que se alista la declaratoria de emergencia en el municipio debido a las inundaciones que afectan a esa región.
LLEVAN ATENCIÓN MÉDICA A AFECTADOS
La ministra de Salud, Ariana Campero, informó ayer que se realizaron 3.247 atenciones médicas a los damnificados por las lluvias, riadas e inundaciones en cuatro regiones del país. El Gobierno nacional destinó 238.488 bolivianos para la dotación de medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.