“Hace una semana que entró el agua y lo hemos perdido todo”, relata Zulema Mitma, vecina de La Maica en la zona de Santa Rosa, mientras muestra el nivel del agua que ingresó a su vivienda la madrugada del pasado miércoles y que actualmente supera el metro de altura.
“El agua ingresó por todo lado y lo único que pude hacer era sacar a mis sobrinos que son pequeños y no hemos alcanzado a sacar nada más”, añade.
Aproximadamente 50 viviendas se encuentran afectadas por el desborde del río Valverde y los canales de agua aledaños. Objetos flotando, animales acorralados por el agua, pobladores tratando de frenar el paso del agua con bolsas de arena y las denuncias de la falta de ayuda por parte de las autoridades, reflejan el panorama.
“Estamos nadando sobre el agua. Necesitamos unas dos bombas que nos dé la Alcaldía o la Gobernación porque no aguantamos. Nuestras casas se están cayendo”, manifiesta Judid Heredia, otra vecina, quien está convencida de que es la peor inundación que sufrió la zona.
Varios vecinos ya tomaron la decisión de evacuar y trasladarse a cuartos en alquiler cercanos para seguir tratando de rescatar sus pertenencias e intentar desfogar el agua por sus propios medios.
Piden desesperadamente que las autoridades envíen ayuda inmediata.“Están realizando el bombeo por parte del río pero necesitamos bombas para las casas”, indica Humberto Flores, presidente de la OTB Caspichaca.
Fredy Paredes, funcionario de la subalcaldía Itocta, municipio de Cercado, asegura que desde hace 10 días trabajan con maquinaria pesada en este lugar para tratar de frenar las afectaciones, sin embargo las constantes precipitaciones provocan que los trabajos se dificulten. “Día que pasa la gente está más preocupada porque están remojándose las casas y cualquier momento se pueden caer”, indica.
El funcionario informó que se está trabajando en el proyecto para que se declare en emergencia la zona y de esta forma tener más recursos para las bombas de agua que ayuden al desfogue.
Más de 2 mil viviendas de 40 Organizaciones Territoriales de Base (OTB) de Colcapirhua han sido anegadas desde el domingo en la madrugada, por el desborde los ríos Pampa Mayu, Chijllawiri y el canal Florida. En Quillacollo, el río Chijllawiri Kulco ha anegado 80 viviendas en la zona agraria de Esquilan Chico, en ambos municipios hay más de 1.500 hectáreas de cultivo de alfalfa y maíz afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.