El estado de Emergencia dispuesto por el Gobierno por efecto de las lluvias persiste y hasta el momento el mayor número de municipios con declaración de desastre están en los departamentos de Chuquisaca, Cochabamba y Santa Cruz. Los desbordes e inundaciones destruyeron o dejaron a punto de colapsar a un total de 337 viviendas, aunque el temporal por efecto de la Niña persiste.
Los datos fueron proporcionados por el viceministro de Defensa Civil, Carlos Brú, quien detalló que en total 22 municipios están declarados en situación de desastre. De esa cifra, 5 están en el departamento de Cochabamba, 4 en Chuquisaca, 1 en Beni, 2 en Potosí, 2 en Tarija, 7 en Santa Cruz 7 y 1 municipio en el departamento de La Paz.
Otros 36 municipios están declarados en situación de emergencia por efecto de las intensas lluvias ocasionadas en diferentes regiones de Bolivia por el fenómeno climatológico de la Niña. Chuquisaca reporta 15 municipios en emergencia, 8 en Beni, 1 en Potosí, 1 en Tarija, 3 en Santa Cruz, 5 en La Paz y 3 en Cochabamba, informó Brú en la red Uno.
Más de 17.000 familias resultaron afectadas por el temporal que en los últimos días golpeó con mayor fuerza a la región de Larecaja tropical en el norte de La Paz por el desborde de los ríos que circundan las localidades y comunidades. La zona urbana de Guanay fue la más afectada y sus autoridades reportaron más 1.200 damnificados y 200 viviendas dañadas.
También fueron afectadas zonas urbanas y comunidades de los municipios de Teoponte y Tipuani.
El gobierno declaró el 7 de febrero estado de Emergencia como consecuencia de los daños ocasionados por las inundaciones y el desborde de ríos. El desborde de ríos afectó en mayor medida a Tupiza, en Potosí, dejando cerca de 50 viviendas destruidas, y a Tiquipaya, en Cochabamba, donde una mazamorra sepultó viviendas y dejó cinco muertos.
El agro también resultó afectado. El ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, informó que al momento las lluvias afectaron 49 mil hectáreas de cultivos, lo que representa cerca del 2% de la frontera agrícola. Bajo esos datos, descartó la posibilidad de desabastecimiento de algunos productos de la canasta familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.