El presidente Evo Morales y la Central Obrera Boliviana (COB) viven una luna de miel tras dos años de distanciamiento. Ayer, en el marco de las celebraciones por el 66 aniversario del ente de los trabajadores, el jefe de Estado regaló 10 vehículos, computadoras y comprometió una nueva sede sindical a los obreros, pero también habló de darle más poder. En tanto, opositores y analistas políticos critican esta iniciativa y ven riesgos de que se quiera “disolver” la Asamblea Legislativa.
Morales propuso que la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que conforma la COB junto a otras organizaciones afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), sea en el futuro un “consejo de Estado”, aunque no aclaró de qué se trata esta figura, ya que no está contemplada en el ordenamiento jurídico boliviano.
“Hermanas y hermanos, Conalcam quisiera que se convierta en un consejo de Estado. Qué bueno sería debates permanentes, cambios profundos, porque somos pueblo”, sostuvo Morales.
El Mandatario participó del aniversario de la COB tras dos años de ausencia. En 2017, Morales envió una felicitación desde Villa Tunari, donde estaba entregando viviendas. Un año antes tampoco asistió. Esas dos gestiones estuvieron caracterizadas por continuos roces entre Gobierno y la COB entonces liderada por Guido Mitma, un crítico de las políticas y la gestión del oficialismo. Mitma dejó la dirigencia del ente obrero en febrero de este año, tras una dura pelea con grupos afines al Gobierno por la directiva de la COB. Finalmente, agobiado por la presión gubernamental, el dirigente cedió la directiva de la COB y reconoció a la nueva dirigencia que encabezó el minero Juan Carlos Huarachi. Sin embargo, se cerró ese ciclo y Morales aseguró que no le molestó que existan diferencias, pero que es momento de unidad de los trabajadores.
“El compañero (Juan Carlos) Huarachi me visitó luego de que fue elegido como ejecutivo y ha pedido algunas reivindicaciones. Ahí tenemos, con mucho respeto en su aniversario, unas 10 movilidades para que puedan distribuirlos de acuerdo a sus necesidades y vamos a seguir aportando. Algunas computadoras para el Comité Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana”, señaló el Presidente. Además, anunció la construcción de un nuevo edificio para la COB. En la gestión de Juan Carlos Trujillo, en 2014, Morales entregó un hotel con equipamiento completo para albergar a 90 personas y 16 vehículos.
“Siempre hay algunas diferencias con algunos sectores, es eso es normal, yo nunca me molesto”, dijo sin mencionar los antecedentes con Mitma.
Para el dirigente de la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, la idea de un consejo de Estado “es ideal, porque al final la Conalcam es un espacio político a nivel del Estado. Es decir, la participación de los trabajadores en decisiones de Estado”, sin embargo, aseguró que “obviamente la COB deberá encabezar”.
En tanto, los politólogos Marcelo Silva y Carlos Cordero manifestaron a Urgentebo que sería un error que Conalcam se convierta en un consejo de Estado, puesto que las organizaciones sociales que forman parte de esa entidad no representan a la mayoría de la población boliviana. “Sería una instancia de alguna manera sectaria que representa a ciertos sectores”, explicó Silva.
Por su parte, para Cordero, este consejo restará valor a la democracia, traerá más burocracia y significará más gasto de recursos al Estado.
DATOS
COB pide 10% de incremento al salario básico. El pliego petitorio de la COB incluye 82 puntos, entre los que destacan un incremento para esta gestión de 10% al salario básico y 15% al mínimo nacional.
Oposición critica “prebenda” del MAS. La diputada Shirley Franco señaló que los regalos de Evo Morales a la COB ponen en evidencia que la prebenda es la típica forma en la que el MAS opera y hace política, y criticó el “insultante manejo indiscriminado de los recursos públicos”.
Rechazan idea de crear consejo de estado. Franco también señaló que la propuesta de Morales de convertir a Conalcam en un consejo de Estado, refleja el grado de descomposición de la democracia en Bolivia, porque vemos que la institucionalidad en nuestro país depende del estado de ánimo del presidente. Dijo que Conalcam no es otra cosa que una “base electoral del MAS y lo que Morales propone es darle validez jurídica para que sus actuaciones tengan incidencia gubernamental”.
Ven que intención es anular la Asamblea. Las diputadas Shirley Franco y Norma Piérola indicaron que el objetivo de Morales con el consejo sería disolver la Asamblea.
“MESAS DE TRABAJO DEBEN GARANTIZAR ESTABILIDAD”
El ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, aseguró ayer que las cuatro comisiones que analizan el pliego petitorio de la Central Obrera Boliviana (COB), “deben garantizar la estabilidad económica” del país.
“El equilibrio consiste en que debemos garantizar la estabilidad económica del país, debemos garantizar adecuadas inversiones para que siga creciendo nuestra economía y atender también las necesidades de los trabajadores”, dijo a los periodistas.
El Gobierno y la COB instalaron en la víspera el diálogo en torno al pliego petitorio de los trabajadores, documento que cuenta con más de 80 puntos, incluyendo el incremento salarial (la COB pide 10% al básico y 15% al mínimo), que son analizados en cuatro comisiones: económica, social, normas y productiva
En tanto, el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, informó –aunque sin mayores detalles– que el avance se dio en la comisión social y salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.