Miguel Ángel Barragán es el empresario que apostó por el Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) con una inversión de alrededor de 700 mil dólares desde 2012 y ahora busca negociar con el Gobierno la entrega de los terrenos de los aeropuertos de El Trompillo y de Oruro a cambio de volver al mercado aeronáutico.
“Es cierto que podemos reclamar legalmente a través de reivindicación la propiedad de los terrenos (de los aeropuertos), pero es cierto también que tenemos que llegar a un punto de solución, a un punto de equilibrio entre lo que podemos tener y lo que el Estado puede ofrecer”, afirmó.
En un acto en el hangar del Servicio Aeronáutico Especializado (SAE), Barragán presentó a un equipo de profesionales listos para trabajar cuando la línea aérea inicie operaciones y se exhibió el avión Boeing 727 que fue presentado para el proceso de certificación ante la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).
Por otra parte, el gerente del LAB, Orlando Nogales, informó que tras las observaciones de la DGAC a sus estados financieros, solicitaron una audiencia con la máxima autoridad de la institución. Hoy se trasladará a la paz para tratar de concretar el encuentro.
En tanto, Barragán aseguró que el patrimonio de la empresa supera los 620 millones de dólares y que las deudas alcanzan sólo los 200 millones de dólares por lo que están dispuestos a encarar los pagos correspondientes a las instituciones del Estado.
Afirmó que de no concretarse una respuesta positiva en el país para que la empresa vuelva a volar, intentarán asentarse en otro país para realizar operaciones comerciales, pero sólo en última instancia.
Nogales indicó que Ecuador sería una opción potencial junto a otros países como Paraguay, Chile, Colombia y Uruguay. Explicó que existe la posibilidad de activar la norma 83 BIS para optar por esta alternativa.
Anotaciones
Según los registros en Derechos Reales a los que accedió Los Tiempos, hasta mayo de la gestión pasada, los aeropuertos de El Trompillo y de Oruro no tenían ningún tipo de anotación preventiva y figuran a nombre del LAB.
Sin embargo, los terrenos del aeropuerto Jorge Wilstermann suman varias anotaciones que se extienden por más de tres hojas, según el registro de Derechos Reales 3.01.1.01.0012208 que fue emitido el 18 de agosto de 2017. La primera anotación, que data de 2001, es del SIN por un juicio coactivo.
EMPRESARIO DEL ÁREA DE SEGUROS
Miguel Ángel Barragán es un empresario paceño con 45 años de experiencia en el negocio de los seguros a través de la firma Credinform.
“El respaldo que tengo es por los rendimientos y utilidades de la empresa que mi familia fundó hace 63 años y lo único que tengo es ganas de trabajar y conversar con la gente que tiene ganas de trabajar”, indicó Barragán al dirigirse a la prensa en el acto de presentación organizado por el Lloyd Aéreo Boliviano (LAB).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.