Las obras del tren metropolitano tienen un 25 por ciento de avance físico y 38 por ciento financiero. Se espera que la línea roja (avenida Petrolera-Estación Central) sea la primera en terminarse para ser puesta a prueba en septiembre. Luego, ocurrirá lo mismo con la verde. Mientras, la amarilla aún no está totalmente definida.
“Se está trabajando para que se empiece a hacer las pruebas a los sistemas eléctricos de los trenes en las líneas roja y la verde. No entrarán en operaciones aún, pero la población de Cochabamba podrá verlos en septiembre, ya que los trenes llegarán en agosto”, manifestó el responsable de la Unidad Técnica de Ferrocarriles (UTF) del Ministerio de Obras Públicas, Ariel Torico.
Miembros de la Asociación Accidental Tunari (AAT) y la Gobernación inspeccionaron ayer la línea verde, que va desde Suticollo por el valle bajo hasta la Estación Central. Se trata de la que tiene mayor avance, pero a la vez es la más larga.
“La línea verde es en la que más avance tenemos, pero tenemos que reconocer que es la más larga. Es muy probable que la primera que finalicemos será la línea roja debido a que es cinco veces más corta que la verde”, indicó el gerente general de la AAT, Domingo García.
El gerente aclaró que la línea verde tendrá cinco trenes, cuatro la amarilla y tres la roja. Sin embargo, señaló que se puede modificar esa distribución en función de la demanda que existirá en la puesta en marcha.
“En función a la explotación de los trenes, podríamos llegar al caso de meter en una misma línea todos los trenes. Ese punto es flexible”, agregó.
Mientras tanto, los trabajos se enfocan en la instalación de las rieles envueltas en el caucho que evitará las vibraciones. Se cuenta con numerosos frentes de trabajo, por ejemplo en el puente Viloma, Colcapirhua, entre otros.
Trenes
Sobre la fabricación de los trenes, García explicó que la empresa bielorrusa Stadler Rail está trabajando en el armado de las estructuras. Se espera que comiencen a llegar desde agosto de manera periódica.
Una vez se encuentren en Cochabamba, se procederá a la puesta en prueba de los trenes. Además, se contará con la presencia de técnicos de la empresa fabricante para que resuelvan cualquier inconveniente y se instruya a los futuros maquinistas.
“Esperemos que las primeras unidades de las composiciones puedan estar disponibles en septiembre, pero tenemos que tomar en cuenta que son dos meses que se demora en el transporte de Bielorrusia hasta Cochabamba. Nuestro objetivo es que en septiembre empecemos a ensamblar los trenes, porque vienen descompuestos en tres módulos”, dijo García.
447 millones de dólares es el costo total del proyecto del tren metropolitano que pretende unir seis de los siete municipios que son parte de la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.