La ciudad de El Alto ya tiene su propia Estatua de la Libertad. Este fin de semana, se inauguró un cholet, construcción con un estilo arquitectónico andino, que tiene la imagen de la icónica obra de escultura que está en la ciudad de Nueva York (EEUU).

El salón se encuentra ubicado en la avenida Cívica, a una cuadra de la avenida Satélite y es de propiedad de Juan Carlos Fernández y Mabel Landívar. El arquitecto de la obra es Santos Churata de la constructora Santos.

Dado que los propietarios del llamado “Edificio de la Libertad” son ambos abogados, querían que la temática de su cholet estuviese relacionada con la justicia, no solo mediante la réplica de la Estatua de la Libertad construida en la fachada del edificio, sino también con una sala de eventos dedicada a Themis, la antiguo diosa griega de la justicia y la ley.

“Encontré a la diosa Themis, porque es un símbolo para ellos, un símbolo muy respetado. Les dije si podía hacer la diosa con las balanzas, y ellos accedieron. Luego hicimos un proyecto para el aspecto de la fachada, para que tuviera un carácter más destacado. Se me ocurrió la Estatua de la Libertad”, explicó Churata.

Los cholets, un término compuesto de la palabra chalet, de origen francosuizo, y cholo, en español, que se utiliza a veces de manera despectiva para referirse a los indígenas de toda América Latina, surgieron en El Alto durante los últimos años. El máximo exponente de estos edificios es el arquitecto aimara Freddy Mamani.

El acto de inauguración contó con la presencia del artista chileno Américo, además de los grupos Néctar, de Perú y de Argentina La Tía Coca. Se sumaron al festejo del sábado Iberia, Kala Marka, Sabor Sabor, Maroyu, Los Capos, Ayra Bolivia, La Gran Asunción y la banda Proyección Murillo. La invitación se hizo viral en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.