El fuego se extiende por casi 30 kilómetros. Es un adversario imposible de vencer para la comunidad Tierra Hermosa, ubicada en el municipio de San Ignacio de Velasco. Hace dos semanas que aquí nadie duerme bien, nadie evita pensar en la desgracia. Y es que las llamas están a 45 kilómetros el parque nacional Noel Kempff Mercado.

Dionisio Ortega se ha olvidado momentáneamente de que la sequía destruyó toda su producción de chía y que, en consecuencia, debe pagar los 150 kilos de semilla que adquirió a crédito para él y para su comunidad. Dionisio ahora está enfocado en enfrentar al fuego. No sabe cómo. Le pide a Dios que llueva, lo viene haciendo desde fines de marzo.

En Tierra Hermosa, ubicada a 250 kilómetros de San Ignacio, se respira humo. Arden la garganta y los ojos. Pero a ningún comunario se le viene a mente quejarse por eso. La preocupación es grande. El fuego, de inmensas llamas, está a menos de dos kilómetros de las viviendas donde habitan 100 familias desde hace 12 años.

Aquí se encuentra el Ejército. Una tropa de 20 soldados, acompañada de algunos voluntarios, trata combatir el incendio. El oficial a cargo de la operación admite que los esfuerzos fueron vanos. Él sabe que la única forma de controlar las llamas es por aire.

Dionisio se ha convertido en el guía a tiempo completo de los militares. Su jornada empieza a las 4 de la madrugada, pero el calor, el humo y la propagación del fuego obligan a todos a tomar un descanso a las 10:00. Al mediodía es casi un suicidio enfrentarse al incendio, por eso retoman labores a las 16:00.

Durante el viernes y sábado llegaron a Tierra Hermosa dos helicópteros. Dionisio dice que realizaron una descarga cada uno y que posteriormente debieron marcharse sin haber apagado el fuego, ya que no había agua en la comunidad. “Nosotros queríamos sacar agua con bomba, pero cuándo íbamos a llenar; tampoco tenemos atajado”, señala el comunario.

El fuego ya ha provocado desastres. En Tierra Hermosa, todos han visto por lo menos un animal silvestre muerto, herido o a punto de morir por el agotamiento y la falta de agua. Dionisio está apenado por los monos. Sabe que muchos ya murieron y que seguramente morirán más. Prefiere no hablar de su ganado. Le dan ganas de llorar y sólo alcanza a comentar que junto su familia cría 150 ovejas y que, en caso de no controlar el fuego, éstas correrán la misma suerte que los monos.

El fuego está a un paso de ingresar a Tierra Hermosa, comunidad próxima al preparque, un área con abundante biodiversidad circundante al parque nacional Noel Kempff Mercado. Dionisio afirma incendios forestales ocurren cada año, pero nunca antes, por lo menos en su experiencia de 12 años en la zona, fueron como este 2019. También dice que el fuego descontrolado puede avanzar hasta 10 kilómetros en un día. Y eso le preocupa, porque recuerda que el parque Noel Kempff Mercado está a 46 kilómetros.

Descartan riesgo

El Gobierno nacional sabe que el incendio de Tierra Hermosa es todavía persistente y no ha sido controlado al igual que otros en Concepción, San Matías y Roboré; pero el Ministro de Defensa, Javier Zavaleta, descartó que el fuego pueda ingresar al parque, de modo que no está en riesgo.

El fuego está también en comunidades como Tierra Firme, María Asunta y Campamento, todas en el Alto Paraguá.

DATOS

Gobernación denuncia incendios provocados. Los bomberos reportaron la existencia de fuego en zonas de la Chiquitanía donde no se realizan quemas y que están alejadas de los focos. También se encontró gasolina.

En las Petas se reactiva el incendio. Autoridades militares del Comando de Incidentes llegó a la localidad Las Petas, en San Matías, debido a la reactivación del incendio que amenaza a ese poblado.

El 68% de quemas está en áreas de uso forestal. Datos de la Gobernación revelan que los focos activos son 46 y se ubican en 13 municipios. Las áreas forestales son las más afectadas.

Gobierno no declarará desastre. Argumenta que el Estado no tiene la necesidad de declarar desastre nacional porque no está desbordado económica ni técnicamente.

Destacan resultados del operativo. El Ministro de Defensa dijo que 20 aeronaves operan en la Chiquitanía, encabezadas por el Supertanker.

Gobierno anuncia plan de recuperación. El canciller Diego Pary anunció el diseño de un plan de recuperación y restauración forestal a mediano y largo plazo de la Amazonía y Chiquitanía boliviana con recursos propios y de la cooperación internacional.

VOLUNTARIOS SE ENFRENTAN AL FUEGO POR AMOR A LA VIDA

REDACCIÓN CENTRAL

Un grupo de 13 rescatistas voluntarios de la Fundación de Búsqueda y Rescate (Funsar) llegó el sábado por la madrugada a San Ignacio de Velasco tras haber cumplido la misión de controlar el fuego en la comunidad San Martín. El cansancio en ellos es evidente. Hay jóvenes, entre hombres y mujeres, que todavía no acabaron el colegio, pero eso no les quita la voluntad de servir.

Alcides Espinosa, comandante de Funsar, dice estar orgulloso del grupo que se formó en este municipio. Destaca a un joven que trabaja como profesor de matemáticas y que durante los días de emergencia por los incendios decidió pagar un reemplazo con recursos propios.

También destaca la actitud de una joven rescatista que no cuenta con el apoyo de su familia, a la cual debe enfrentarse cada vez que tiene que salir a una emergencia.

“Tenemos amor a la vida, sólo eso”, dice Espinosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.