Cinco frentes de conflicto están activados y complican al Gobierno del MAS a 19 días de las elecciones presidenciales. La convocatoria para el cabildo en Santa Cruz, la marcha de colectivos del 21F desde Confital, el paro médico,  el paro indefinido convocado por cívicos de Potosí y la X Marcha Indígena en defensa de la Chiquitanía son las movilizaciones que tienen cercado al Ejecutivo.

Las medidas

En Santa Cruz, el Comité Cívico convocó a un cabildo para el viernes en inmediaciones del Cristo Redentor. El encuentro se da después de 13 años, esta vez en protesta por los incendios forestales que provocaron la pérdida de cuatro millones de hectáreas en la Chiquitanía. A esto se suma la defensa del voto ciudadano que rechazó la repostulación de Evo Morales, en el referendo del 21F.  

Según el líder cívico Luis Fernando Camacho en el cabildo se tomará decisiones determinantes para el futuro del país.

Paralelamente, el V Congreso de Plataformas Ciudadanas asumirá una serie de movilizaciones desde el 7 de octubre, como una marcha desde Confital (Oruro) a Cochabamba y un cabildo nacional en esta ciudad, a los pies del monumento a las Heroínas de la Coronilla.

Otro de los conflictos que complican al MAS es el paro médico que continúa luego de 45 días. Ayer, el Consejo Nacional de Salud (Conasa) determinó otro paro de 30 días.

Los galenos cumplen un paro indefinido que ya cuenta con 12 piquetes de huelgas de hambre en hospitales del país y que amenazan con masificarse en los próximos días. El sector pide la atención de cinco puntos: la institucionalización de los cargos de profesionales en salud, la abrogación de la

Ley 1189 de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud, su incorporación a la Ley General del Trabajo, la declaración de sector estratégico al Sistema Nacional de Salud y su participación en la ley del cáncer.

Un tercer frente de conflicto contra el Gobierno inició esta semana en Potosí.

Un cabildo de dirigentes potosinos en Uyuni determinó ingresar a un paro indefinido desde el 7 de octubre, en defensa del litio y los recursos naturales de ese departamento, además se definió instalar un piquete de huelga de hambre en La Paz.

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Antonio Pumari, y una dirigente de la zona ingresaron ayer en huelga de hambre, pero intentaron hacerlo en puertas de la Asamblea Legislativa Plurinacional en la plaza Murillo de la sede de gobierno. La Policía impidió que se instale este piquete y retiró a ambas personas.

La dirigencia minera afín al Gobierno del MAS advirtió que cercará la ciudad de Potosí si es que se activa el paro indefinido.

5 Sectores protestan. Estos sectores de la población asumen diferentes medidas de protesta en el país. Hasta ahora no hay solución.

POTOSÍ PIDE MÁS BENEFICIOS DEL LITIO

El dirigente de Comcipo, Marco Pumari, explicó que la región demanda más regalías por la explotación del litio y los recursos naturales.

Exigen la rescisión de los acuerdos que el Gobierno rubricó con la firma alemana ACI Systems Alemania GmbH (ACISA) y la china Xinjian TBEA Group para la industrialización en esos dos espejos de sal y generar otros contratos con mayores réditos.

Las medidas del Comcipo fueron rechazadas por el Gobierno, que acusó a los cívicos de politizar sus pedidos de cara a las elecciones generales.

LA X MARCHA INDÍGENA PIDE RESPETO A SU TERRITORIO

REDACCIÓN CENTRAL

Otra de las protestas que cerca al Gobierno de Evo Morales es la X Marcha Indígena que se reanudó ayer desde el municipio de San José de Chiquitos, luego de tres días de descanso.

Los dirigentes indígenas enviarán una comisión hasta la ciudad de La Paz para entregar el pliego petitorio a las autoridades nacionales.   

La protesta de los indígenas inició el pasado 16 de septiembre y tiene previsto llegar a la capital cruceña. Entre sus pedidos principales está la declaratoria de desastre nacional por los incendios, el respeto a su territorio y la suspensión de los asentamientos.

Alrededor de 200 personas participan de la caminata. Aún faltan 250 kilómetros por recorrer antes de que los marchistas lleguen a su destino final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.