Una copiosa lluvia ayudó ayer  a apagar tres incendios forestales en cinco municipios de la Chiquitanía, causando alegría en los equipos de bomberos y voluntarios que hace dos meses combaten el fuego en esa zona.

Sin embargo, según el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de Santa Cruz, los focos de fuego continúan activos en 16 municipios, donde se registran 44 incendios forestales.

Las lluvias fueron recibidas entre rezos y bailes por comunarios y bomberos en Ascensión de Guarayos, San Antonio de Lomerío, Concepción, San javier  y Urubuchá.

Según datos, las lluvias duraron entre 15 y 40 minutos y fueron copiosas, por lo que lograron apagar tres incendios forestales en Ascención, Urubichá y Concepción. El director del COED, Enrique Bruno, reportó que la lluvia ayudó mucho, pero que aún están activos 44 incendios forestales en 16 municipios. Agregó que los municipios donde hay más incendios son San Ignacio con 6, Concepción con 12, San Antonio de Lomerío con 3 y  San Matías con 3.

Bruno recordó que en septiembre se registró 11.884 focos de quema en Santa Cruz, rompiendo el récord de focos de quema en un mes en los últimos 10 años. Indicó que en lo que va del año se reportó 32.966 focos de quema, según el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales de la Gobernación de Santa Cruz.

El Ministerio de Defensa, que maneja otros datos, informó que hasta el domingo se reportó que 16 municipios aún continúan bajo la acción del fuego y los focos de calor subieron de 391 a 790. Entre los afectados están

Ascensión de Guarayos, Concepción, El Puente, San Ignacio de Velasco, San Matías, San Miguel de Velasco y San Antonio de Lomerío.

El fuego ya ha devorado 5,3 millones de hectáreas y afectado a 30 áreas protegidas, según informó la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN). Los datos al 25 de septiembre fueron generados por imágenes satelitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.