Después del incendio del último piso del edificio Montreal, en construcción en la avenida América y Santa Cruz, el lunes por la noche, la Subalcaldía Adela Zamudio paralizó la obra ayer hasta que se evalúe el estado estructural de la edificación de ocho pisos de los 14 que se proyectan.

“Lo vamos a paralizar, primero por los daños que pudo haber ocasionado a las viviendas aledañas; segundo, para verificar que el tema estructural no haya sido dañado por el fuego”, declaró la subalcaldesa Gabriela Encinas.

Luego del incendio, que convirtió el edificio en una antorcha gigantesca y provocó pánico entre los vecinos, la subalcaldía instruyó a la constructora Cossio, que ejecuta el proyecto, que reponga los daños ocasionados a las edificaciones colindantes. También le solicitó un informe estructural, porque el fuego dañó el octavo y séptimo piso.

Se verificó que había vidrios rotos, un techo colapsado, calaminas derretidas y vigas caídas en el condominio Santorini y edificio Jaque.

Investigación

Los peritos de Bomberos de la Policía continúan investigando las circunstancias por las que se produjo el hecho.

“Las causas van a ser determinadas por personal especializado, se va a tomar declaraciones al portero. Se evidenció que no hay instalación eléctrica”, subrayó el subcomandante de la Policía, Juan Carlos Espinoza.
Un experto en construcciones apuntó a tres hipótesis de las causas del incendio.

“Corte eléctrico, porque en todo proyecto de esta naturaleza se emplea energía; segundo, pudo ser provocado por la colilla de un cigarrillo, o por un descuido”, sostuvo.

Por su parte, la presidenta del distrito 12, Lorena Zeballos, solicitó al Concejo Municipal que realice una auditoría para conocer si se cumplió con los requisitos. El director de la obra, Asbel Cossio, afirmó que se cumple con todas las normas de seguridad y aclaró que el fuego se propagó porque había madera bañada con aceite sucio.

El abogado de la empresa, Wilson Espinoza, expresó que el incidente fue “fortuito” y que la constructora tiene una póliza. En las próximas horas se verá qué las pérdidas sean cubiertas por este seguro.

LA CIUDAD NO TIENE CARRO ESCALA CONTRA INCENDIOS

REDACCIÓN CENTRAL

La ciudad de Cochabamba, donde cada vez se construyen más edificios, no cuenta con un carro escala para sofocar incendios estructurales en este tipo de edificaciones. Tampoco con redes contra siniestros, lo que complica el trabajo de los voluntarios y bomberos.

El responsable del SAR Bolivia, Bernardo Aranibar, sostuvo que Cochabamba no cuenta con un vehículo adecuado que le permita sofocar llamas en alturas y que el personal que acude a atender estos hechos debe hacerlo de manera improvisada empleando un camión grúa con un canastillo de Alumbrado Público de la Alcaldía.

Para contar con un motorizado de estas características, se necesita invertir 250 mil dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.