El presidente de la  Asociación de Radio Móviles de Cochabamba (Aramco),  Mauricio Leoni , señaló ayer que el 70 por ciento de los conductores afiliados a esa organización tramitaron su Tarjeta de Identificación de Conductor (TIC), medida de seguridad implementada por el Ministerio de Gobierno.

“De los 11.000 afiliados que tenemos, más de 5.000 conductores ya concluyeron el trámite, a otros sólo falta que les entreguen la tarjeta”, dijo.

Leoni indicó que Aramco está integrada por 110 empresas y  planteó que el Organismo Operativo de Tránsito amplíe el plazo por un mes más, debido a que en los últimos días las oficinas en Cercado para presentar los requisitos  colapsaron.

“Muchos optaron por ir a Quillacollo, Sacaba e incluso Punata porque en el centro no se tiene los mecanismos técnicos para poder cubrir la demanda”, sostuvo.

El Viceministerio de Seguridad Ciudadana decidió implementar el TIC como mecanismo de control para reducir  y prevenir  conductas delictivas en el transporte público como ser violaciones, secuestros, robos, atracos, hechos de tránsito por consumo de alcohol y otros.

El director departamental de Tránsito de la Policía, Johnny Corrales, reiteró que la TIC dura tres años y que la sanción para los choferes que no la porten es de 100 bolivianos.

“Actualmente seguimos haciendo filas, aún no se ha fijado desde cuándo van a iniciar los controles. Existe un compromiso de que no se puede aplicar multas mientras exista afluencia de conductores en Tránsito”, detalló el dirigente.
El trámite dura hasta tres días.

ADERTA PONDERA PREDISPOSICIÓN

El presidente de la Asociación Departamental de Radio Taxis 7 de Mayo (Aderta), Christian Frías, destacó la predisposición de la Dirección Departamental de Tránsito para colaborar a los conductores que tienen inconvenientes al tramitar la Tarjeta de Identificación de Conductor (TIC).

“Casi el 80 por ciento de nuestros afiliados ya ha concluido. Somos 4.000 conductores”, detalló.

Frías comentó que  uno de los problemas se generó porque un porcentaje de los interesados  eran choferes y no así propietarios de los vehículos. “Hemos logrado solucionarlo con constantes reuniones”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.