El expresidente de Bolivia Evo Morales aseguró que si quiere, puede “entrar cualquier momento a Bolivia”.

En su primera aparición en los medios, desde que llegó a Argentina, afirmó en una entrevista con C5N que, como exmandatario, si quieren procesarlo le corresponde un juicio de responsabilidades, es decir, un procedimiento especial que requiere aprobación de la Asamblea Legislativa. 

“Vamos a ver la forma de cómo aporta a la campaña desde acá, si no me permiten entrar. Yo soy expresidente. A mí no pueden procesarme. Si quieren procesarme, tienen que hacer juicio de responsabilidades. Y, si quiero, puedo entrar cualquier momento a Bolivia”, afirmó Morales.

Actualmente, Morales está investigado en la vía ordinaria por los delitos de sedición y terrorismo, por el audio en que presuntamente se lo escucha instruyendo cercar las ciudades y dejarlas sin comida. 

“Golpe al litio”

Morales afirmó que lo ocurrido en su país fue un “golpe al litio” y cree que la actual crisis política comenzó con su proyecto de industrialización de este recurso.

“Convocaron a una licitación pública internacional para tener socios y aprobaron China y Alemania, y Estados Unidos quedó fuera de esta gran industrialización de litio (…). Como Estados Unidos quedó fuera, ahí empezó el problema”, sostuvo.

Morales llegó a Argentina después de su paso por México, donde reveló que al principio estuvo “triste” y “destrozado”, pero aseguró que ahora se siente “fortalecido” y dirigirá desde este país la campaña del MAS para las próximas elecciones, aún sin fecha definida.

Hasta hoy, el expresidente no había concedido entrevistas a medios argentinos, ya el Gobierno de ese país le pidió no hacer declaraciones políticas, aunque se mostró muy activo en su cuenta de Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.