El Ministerio de Trabajo confirmó ayer, mediante su cuenta de Twitter, que el feriado por el Año Nuevo Andino, que este año caía en domingo, se trasladará al lunes, 22 de junio.

La decisión fue tomada pese a que el decreto 173 del 17 de junio de 2009 establece, en su artículo único, que se declara al 21 de junio como “feriado inamovible”, con suspensión de actividades públicas y privadas con motivo de celebrarse el solsticio de invierno.

El ministro de Trabajo, Óscar Mercado, sin embargo, dijo en su mensaje de Twitter, que la decisión del traslado del feriado se justifica con el decreto 2750 del 1 de mayo de 2016, que establece el traslado de todos los feriados que cayeran en domingo a lunes.

“Se recuerda que durante la cuarentena nacional dinámica y condicionada, según lo establecido por el decreto 4245, son las entidades territoriales autónomas (alcaldías, gobernaciones y otros), de acuerdo a los niveles de riesgo, quienes normarán para sus jurisdicciones las actividades y restricciones correspondientes”, dice el mensaje del Ministerio de Trabajo.

Mercado hizo esta aclaración a propósito de decisiones regionales de endurecer medidas contra el coronavirus, con iniciativas como el encapsulamiento y la cuarentena rígida.

EMPRESARIOS PROTESTAN

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba, Javier Bellott, protestó contra la decisión del Gobierno de trasladar el feriado considerando la situación de crisis económica en la que vive el país.

El aparato productivo de Cochabamba sufrió grandes pérdidas económicas por la pandemia del coronavirus y el Gobierno incluye un día más de pérdida, lamentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.