La Dirección de Medio Ambiente de Cochabamba procedió a demoler este miércoles al menos 11 ladrilleras, en el Distrito 5 detrás del aeropuerto, con el propósito de eliminar la contaminación del aire y que hasta septiembre no quede ni un solo horno, dijo el alcalde Manfred Reyes Villa.

El operativo comenzó muy temprano, a las 6:30, con el apoyo de maquinaria pesada y con la presencia de vecinos que se quejaban por la contaminación atmosférica.

El Alcalde señaló que consensuaron con las ladrilleras la demolición y el compromiso es que hoy se demuelan el 25 por ciento de los 43 hornos que funcionan en el lugar. Además, que en marzo se continúe con el 50 por ciento y que hasta septiembre no quede ni uno.

Añadió que varias ladrilleras se fueron y reubicaron en otros municipios como San Benito. En tanto, algunos propietarios expresaron que se está formando una organización paralela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.