Bolivia se acerca al pico más alto de la cuarta ola de COVID-19 mientras los contagios se incrementan en un 16% en una semana en ocho regiones.

Entre tanto, Argentina donó un millón de vacunas AstraZeneca, que se utilizarán para reforzar la inmunización nacional. 

El ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo que, en base a los modelos matemáticos, se tiene proyectado que el pico llegue al país entre finales de diciembre de 2021 e inicios de enero de 2022.

Llamó a la población a ser responsables y cumplir con  las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social, el uso de barbijo y el lavado frecuente de manos. A su vez, pidió colaboración en el proceso de vacunación. 

La autoridad de Salud también informó, citado por Urgente.bo, en base al reporte epidemiológico 50, que en la última semana hubo un incremento del 16% en los contagios, que equivale a 11.272 casos. Alertó de una escalada que afecta principalmente a Santa Cruz, donde se concentra el 59% (6.596).

Dijo que entiende la necesidad de actividades como ferias, pero advirtió que “si no queremos tomar medidas más drásticas, este es el momento en el que debemos ser muy responsables con las medidas de bioseguridad”.

Auza reprochó que el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, haya sido el único ausente en la reunión del Consejo Nacional de Autonomías, donde se habló de salud. 

En detalle, el reporte da cuenta que ocho de los nueve departamentos del país incrementaron sus casos de coronavirus. 

Está Santa Cruz con un 15%; Beni, 92%; Pando, 50%; Cochabamba, 0.2%; Chuquisaca, 41%; Tarija, 9%; La Paz, 22%; y Potosí, 68%. Solo el departamento de Oruro presentó un descenso en sus casos semanales de coronavirus con -6%.

MÁS VACUNAS

Ayer en la mañana llegó al país un millón de dosis de la vacuna AstraZeneca, donadas por Argentina. Una delegación de ese país, a la cabeza de la ministra de Salud, Carla Vizzote, acompañó el arribo con el objetivo de “fortalecer el acceso de todas las personas a la vacunación contra el COVID-19 en la región que más sufrió el impacto de la pandemia y que ha sufrido un acceso inequitativo a las vacunas”.

El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, resaltó que se trata de inmunizantes  fabricados en ese país, en el laboratorio mAbxcience de Pilar. Además, mencionó que se trata de la más grande donación que realiza Argentina y la primera vez que una delegación la acompaña.

Argentina, según ERBOL, donó vacunas por más de 1.7 millones de dosis a la Organización de Estados del Caribe Oriental, Angola, Kenia, Viedman, Mozambique y Barbados.

El presidente Luis Arce agradeció esta entrega a través de las redes sociales y dijo que valora su importante contribución al país.

Por la tarde, las delegaciones de Bolivia y Argentina tuvieron un encuentro bilateral de intercambio de experiencias de contención de la COVID-19, donde coincidieron en que se deben continuar con las estrategias hasta la fecha aplicadas.

Auza explicó que en el encuentro se expuso a las autoridades y técnicos argentinos sobre el Plan nacional de Lucha Contra la COVID-19 que ejecuta Bolivia y el proceso de vacunación que incluye desde hace una semana a niños de 5 a 11 años. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.