La expansión de la variante ómicron en la sexta ola de la pandemia sigue sumando contagios, aunque con un ligero descenso en los casos reportados por los sistemas sanitarios autonómicos durante el fin de semana

Varios países europeos han optado ya por implantar la vacunación obligatoria para las actividades sociales y de ocio como vía para luchar contra la variante ómicron, que ha disparado los contagios y tensionado algunos sectores económicos por el incremento de bajas laborales.

Se trata del caso de Austria, Italia o Alemania, que aprobó en diciembre un proyecto de ley del gobierno de Olaf Scholz que impone la dosis obligatoria en sectores laborales sensibles, como geriátricos o sanitarios.

Francia, Grecia, República Checa, Eslovenia, entre otros, son las naciones que imponen la vacuna obligatoria con la finalidad de frenar la ola de contagios producto de la variante ómicron, que se propagó rápidamente por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.