El hospital Viedma, de referencia para Covid-19, estrenó ayer una planta de oxígeno y ocho camas de terapia intensiva (UTI) entregadas por el Ministerio de Salud. 

El Viedma recién pudo ampliar las UTI para Covid-19 porque en las anteriores tres olas de la pandemia no contaba con un mayor suministro de oxígeno ni con el personal. 

Con estas ocho nuevas UTI, el nosocomio ahora cuenta con 14 camas para enfrentar la cuarta ola de Covid, porque la Gobernación compró, en 2020, seis camas para UTI que no pudieron funcionar debido a la falta de oxígeno. Las 14 nuevas UTI funcionarán en el bloque que se amplió en 2020. 

Los ocho equipos forman parte de los 49 que presentó ayer el presidente Luis Arce, de procedencia Suiza, para la atención de la cuarta ola de Covid-19 en todo el país.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, explicó que las camas son especiales, de cinco movimientos, para pacientes críticos de coronavirus, también cuentan con un respirador marca Hamilton y bombas de infusión volumétrica, es decir que ayudará a la aplicación de medicaciones.

Añadió que estos respiradores tienen la capacidad de asistir a pacientes adultos, pediátricos y neonatos. 

Además, dan la posibilidad a los profesionales médicos de ofrecer una mejor atención a los pacientes que requieran de una UTI.

La planta generadora de oxígeno tiene una capacidad de llenar tres cilindros 6 m3 por hora, la concentración del oxígeno medicinal es del 93 +/- 3%, según normas internacionales.

El 100% de UTI está ocupado

El total de las unidades de terapia intensiva (UTI) de los establecimientos de salud está ocupado por pacientes críticos de Covid-19, informó el coordinador de dirección del Sedes, José Sejas.

 

Además, dijo que las camas de terapia intermedia tienen un 92 por ciento de ocupación y el total de salas de emergencia también están llenas. 

Explicó que 9 de cada 10 pacientes que asisten a emergencias no tienen vacunas. Una vez más, recomendó a la población asistir a los puntos de vacunación y recibir las dosis.

Protestaron por ítems; Auza dijo que hay mil

Ante una protesta del personal de salud por falta de ítems para cubrir las bajas, el ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo que renovaron el contrato de 1.806 ítems para las UTI en Bolivia, 126 son para Cochabamba.

El director del Viedma, Eduardo Amaya, contó que ante la gran cantidad de bajas por Covid, que llegan a 40 personas, se ven limitados. 

“Claro que se quiere ofrecer un mejor servicio a la población, pero también pedimos que los centros de segundo nivel tienen que cumplir su responsabilidad y no dejar todo a nosotros; ellos también tienen UTI”, señaló. 

Indicó que ya se hizo el requerimiento al Ministerio de Salud de 40 profesionales más. 

El representante del Sindicato de Trabajadores en Salud expresó ayer que el hospital materno Germán Urquidi tiene 60 bajas y el pediátrico Manuel Ascenso Villarroel tiene 60, por lo que doblan turnos de 12 y 24 horas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.