El Servicio Departamental de Salud (SEDES) alertó que el número ascendente de contagios con COVID-19 que registra Cochabamba post Carnaval podría marcar el inicio de una quinta ola de la pandemia. La Alcaldía de Cercado confirma Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) para la siguiente semana.

El jefe de Epidemiología del SEDES, Rubén Castillo, aseguró que “podríamos iniciar, con estos datos, una quinta ola”. El lunes 14 de marzo, el departamento reportó 319 casos, una cifra superior en comparación al lunes 7 marzo, por ejemplo, cuando la notificación fue de 52 enfermos.

Las infecciones con el virus subieron en 200% en Cochabamba y, según el último reporte, de cada 100 personas que se sometieron a pruebas de detección de este mal en la última jornada, 20 dieron positivo.

Castillo señaló que este contexto post Carnaval “no es de sorprenderse”, considerando la “normalidad” a la que ingresó Cochabamba. Y es que, además de la autorización de las fiestas carnavaleras, Castillo alertó que hay encuentros deportivos que están generando aglomeración y al menos el 90% de asistentes acude sin barbijo.

El experto espera que las cifras del lunes sean solo “una fluctuación” porque si en los siguientes días suben, “estaríamos ingresando en un crecimiento exponencial”.

Ratificó que la curva epidemiológica ya está alterada en Cochabamba, considerando que hace una semana, los casos eran de menos de 50 al día.

En contraposición, el secretario de Salud de la Alcaldía de Cochabamba, Aníbal Cruz, prevé un quinto rebrote en Cochabamba todavía para la época de invierno, de manera coincidente con la temporada de gripes estacionales.

CIFRAS La mayoría de personas que en la actualidad está contagiada es de Cercado. De las 319 infecciones reportadas el lunes 14 de marzo, 301 provienen de Cochabamba, el resto (18) están repartidas en Tiquipaya, Colcapirhua, Sacaba, Quillacollo, Tapacarí, Mizque y Punata.

Respecto a esta situación, el secretario de Salud de la Alcaldía de Cochabamba, Aníbal Cruz, dijo que esas cifras son un acumulativo del fin de semana. No obstante, señaló que el municipio se está preparando para la post pandemia con un diagnóstico temprano de la enfermedad, además, prevén un Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) para la siguiente semana.

Entre las personas que ayer confirmaron que tienen el virus hay una veintena de niños, alertó Castillo. Señaló que, si bien las clases presenciales se están normalizando en el departamento, no pueden obligar a los menores de edad a que se vacunen contra la COVID-19.

En general, ni el 20% de la población cochabambina está inmunizada con la tercera dosis contra el virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.