El secretario de Gobernabilidad, Gustavo Camargo, informó ayer que la Alcaldía adjudicó la supervisión del botadero de K’ara K’ara y ahora habrá una fiscalización del trabajo de la empresa Colina. 

Explicó que la supervisión era una de las demandas generalizadas de las mancomunidades de K’ara K’ara, en el extremo sur de la urbe. 

La misma se encargará de controlar el trabajo de Colina, que está a cargo de la disposición final de los residuos y del cierre técnico del botadero.