A Gutemberg (i) y Alembert Vera, abogados del presidente, les molestó que la secretaria del juzgado no leyera la providencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *