Tragedia ferroviaria. Iban 800 personas en el transporte; 600 resultaron heridas | Unas 60 estaban en estado de gravedad | Autoridades creen que fallaron frenos | El chofer está en terapia intensiva
 

Al menos 50 muertos y más de 600 heridos, 60 de ellos de gravedad, dejó la tragedia registrada ayer, en la estación bonaerense de Once, en el barrio de Balvanera, luego de que una formación de la línea Sarmiento impactara contra el andén.

El número de víctimas fue confimado en la primera hora de la madrugada de hoy juves por el subsecretario de Derechos humanos del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Claudio Avruj. Entre los fallecidos hay un menor. Sus cuerpos fueron trasladados, en horas de la tarde, a la morgue del cementerio de Chacarita. Hasta ayer, 461 pasajeros heridos permanecían internados.

La línea Sarmiento es a menudo criticada por los usuarios por los trenes en mal estado y las condiciones en que se viaja, debido el inmenso número de personas que suelen utilizarlos.

La tragedia fue a hora pico, por eso en el tren iban unas 800 personas. Muchos de ellos estaban de pie en los dos primeros vagones, prontos para bajar del transporte, que tenía algunas de sus puertas ya abierta, según relataron testigos que dijeron verlos salir volando por ellas.

 

La empresa dueña de la línea, Trenes de Buenos Aires (TBA), es la misma firma con la que la presidenta Cristina Fernández llegó a Salto, Uruguay, en agosto del año pasado, en el viaje inaugural de un tren binacional.

Según los primeros datos, registrados hasta la noche de ayer, la formación de la línea Sarmiento, que se habría quedado sin freno, embistió contra el tope del andén y causó el desastre. “Fue una frenada muy fuerte. Me quebré el brazo”, señaló una de las pasajeras afectadas que viajaba a bordo. “El tren se ve que se quedó sin frenos y chocó. Me caí, se me cayó gente encima”, relató en diálogo con la argentina radio Mitre.

Investigación. El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, en conferencia de prensa, informó que el conductor de la formación que protagonizó el choque tiene 28 años y “estaba descansado” al momento del siniestro.

Además, aclaró que sus antecedentes laborales “son muy buenos”. También indicó que el hombre se encuentra internado en terapia intensiva y que en el momento del choque “estaba en su lugar de trabajo”.

El funcionario describió que según las mediciones del GPS con que cuenta la formación ferroviaria, el tren venía disminuyendo la velocidad en el tramo final hacia el ingreso a la terminal desde “los 39 kilómetros por hora hasta 20 kilómetros por hora a 40 metros del paragolpe” contra el que se estrelló.

“Ahí no sabemos qué paso, pero tenemos incluso el registro de voces en la cabina, entre el conductor y el encargado de línea y se lo hemos entregado a la justicia, así como la filmación de la cámara fija” del tren, dijo.

Horas después del accidente, la empresa de trenes TBA emitió un comunicado que difundió a través de su página en Internet. Allí señaló que la empresa se encuentra realizando las tareas de investigación del siniestro para lograr un pronto esclarecimiento del hecho. Para ello, “está colaborando con la información necesaria de este accidente con todos los organismos de control y entregando a la Justicia Federal los videos pertenecientes a la formación ferroviaria involucrada”.

Rescates. El rescate del conductor fue uno de los operativos que mayor tensión tuvo, ya que decenas de rescatistas se reunieron en el frente del tren para intentar sacarlo de los hierros retorcidos. Trascendió que tendría comprometidas las piernas.

Sobre las tareas desarrolladas en el lugar, el director de Defensa Civil del gobierno bonaerense, Daniel Russo, reconoció que el trabajo para rescatar a las personas atrapadas “fue tremendo y angustiante”.

“Las estructuras de los trenes son muy complicadas y rígidas, se complicó mucho moverlas, las personas estaban atrapadas y aprisionadas entre sí. El trabajo de Bomberos fue tremendo y angustiante por algunos momentos, pero la mayor parte de las personas fue liberada y faltan algunos minutos más para liberar a los últimos”, sostuvo.

Por su parte, el ministro de Salud de la ciudad, Jorge Lemus, indicó que “los heridos están siendo atendidos en tiempo y forma” y que los hospitales están trabajando “a full y con todas las guardias en funcionamiento”. Y fue quien confirmó que 60 de los heridos están en estado de gravedad.

Incidentes. Algunos incidentes y corridas se produjeron en la tarde de ayer en el hall central de la estación de trenes de Once. Pasajeros que esperaban la reanudación de servicios ferroviarios, a ocho horas del accidente, se enfrentaron con la guardia que custodiaba el lugar.

Personas, cansados de esperar para tomar el servicio, arrojaron botellas, palos y sillas contra efectivos de la Policía Federal y de Infantería que resguardaban la zona. La tensa situación duró pocos minutos y se logró controlar.

La presidenta Cristina Fernández, decretó duelo nacional durante dos días.

(EN BASE A LA NACIÓN/GDA)

La tercera catástrofe más grande en las vías

Buenos Aires | La tragedia de ayer fue una de las peores de la historia ferroviaria argentina, sólo superada por los accidentes de Benavídez, en 1970, y la de Estrella del Norte en 1978.

El peor accidente ferroviario en la Argentina fue el del 1° de febrero de 1970 cuando dos trenes chocaron en las inmediaciones de Benavídez y dejaron un saldo de 142 muertos y 368 heridos.

En el recuento de las tragedias entre trenes y vehículos figura la ocurrida en Santa Fe, en 1978. Hubo 55 muertos y 56 heridos entre la colisión entre un tren, el conocido Estrella del Norte, procedente de Tucumán, que transportaba 2130 pasajeros, y un camión con una carga de 25.000 kilos, que intentaba cruzar la vía, en la provincia de Santa Fe. Aparentemente, el chofer del camión cruzó sin precaución.

Pero no hay que remontarse tanto en el tiempo. El 16 de febrero del año pasado , cuatro personas murieron y más de un centenar sufrieron heridas cuando una formación de la empresa Ferrobaires, que se dirigía a la ciudad bonaerense de Junín, chocó con un tren.

El 13 de septiembre, también de 2011, el choque entre dos trenes y un colectivo en Flores dejó once muertos y 200 heridos. Y el 2 de noviembre ocho muertos fue el saldo que dejó el choque entre un tren y un colectivo que transportaba niños . La Nación/GDA

La cifra

461

Es el número de personas que viajaban en el tren de la línea Sarmiento y permanecían internadas hasta la noche de ayer.

Fuente: El pais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *