Pago se realizaría en cuotas

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) aseguró que AeroSur puede acogerse a un plan de pagos para cancelar la deuda tributaria de 621,8 millones de bolivianos, la que, en criterio de la reguladora estatal ATT, también debe estar incluida en el plan de salvataje propuesto al Gobierno.

El presidente de la entidad recaudadora, Roberto Ugarte, explicó que la empresa aérea puede solicitar un cronograma de pagos previa presentación de una boleta de garantía por el 15% del monto total adeudado. Precisó que la norma impositiva prevé un plazo de hasta tres años para saldar esa obligación.

En su plan de salvataje, AeroSur propuso cancelar al SIN la suma de 13,7 millones de dólares (95 millones de bolivianos) hasta 2015. Ese monto corresponde al saldo de la deuda de 108,7 millones de bolivianos, monto que se redujo porque el fisco ya cobró parte del dinero mediante la retención de los ingresos de la aerolínea por la venta de pasajes.

Sin embargo, ese plan no incluye el pago de 621,8 millones de bolivianos que corresponden a tributos que no fueron cancelados en la gestión 2007.

Fuentes de la ATT precisaron ayer que la empresa debe incluir esa obligación en su propuesta de salvataje, así como en su flujo de ingresos, que sería generado con su plan de negocios.

El dirigente de los trabajadores, Jorge Toro, quien se reunió con el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, dijo que éste también les explicó que se debe reconocer esa deuda.

AeroSur está obligada a pagar ese pasivo porque así lo dispuso el Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

Sobre el cronograma de pagos incluido en el plan de salvataje propuesto al Gobierno, el presidente del SIN explicó que aún no fue analizado, pero que cualquier respuesta será dada a través del ministro Sánchez.

No obstante, aclaró que la deuda de 2007 debe ser cobrada a AeroSur y no así a los nuevos inversionistas.

No es la única obligación que está pendiente, pues la empresa dejó de contribuir por impuestos en 2004.

En los estrados judiciales debe ser resuelto un proceso por 122 millones de bolivianos correspondientes a multas y declaraciones no pagadas, entre otros cargos, así como 485 millones de bolivianos por impuestos que no fueron cancelados en 2006.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *