Reclama a la empresa Consarq

El Comité de Vigilancia de Tiquipaya ratificó ayer su convocatoria a un paro cívico para el 18 de junio en defensa de las 47 hectáreas de terreno, cuya propiedad reclama la empresa Consarq, que asegura haber adquirido las mismas en 2009 a través de una venta judicial.

El presidente del Comité de Vigilancia, Adolfo Copa, informó que la resolución de la asamblea de OTBs, es realizar un paro cívico el 18 de junio y una marcha desde Tiquipaya a la ciudad de Cochabamba, en respaldo al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

La disputa por las 47 hectáreas se encuentra actualmente en análisis en el INRA, debido a que la Alcaldía ha enviado una solicitud de saneamiento simple de oficio. Sin embargo, el pedido es evaluado debido a que no hay claridad para determinar si las 47 hectáreas están en el área urbana o rural.

Según el director departamental del INRA, Jaime Copa, lo que le corresponde a la institución es, principalmente, aclarar si está dentro del área urbana o rural, pues para que el INRA tenga su jurisdicción el terreno debe estar en el área rural, de acuerdo con el Decreto Supremo 29215 y la Ley 1715.

La empresa Consarq, a través de un comunicado público, expresó que en los últimos meses se ha realizado “una campaña de desinformación orquestada por personas ligadas al gobierno municipal de Tiquipaya”.

Según Consarq, “la empresa es dueña y legítima propietaria de los terrenos de la extensión de 47 hectáreas, ubicadas en el cantón Tiquipaya, que fueron adquiridas mediante compras judiciales y directas, como se evidencia en Registros Públicos de Derechos Reales”.

Los representantes de Consarq advierten que las 47 hectáreas están en un área urbana según lo determinado por la Ordenanza Municipal 211/2009.

El alcalde de Tiquipaya, Saúl Cruz, expresó ayer que no podía emitir una declaración sobre el conflicto con Consarq, debido a que se encontraba en una reunión en Santa Cruz. En tanto que el asesor legal, Juan Manuel Villarroel, en una reunión con el Comité de Vigilancia tampoco quiso dar declaraciones.

Presentan certificación

Según la empresa Consarq, representada por Edwin Saavedra Toledo, la propia Alcaldía de Tiquipaya ha certificado que el terreno en conflicto se halla dentro del área urbana, lo cual impediría que el INRA realice un proceso de saneamiento.

Consarq respalda su defensa en una certificación de la unidad de Catastro de la Alcaldía, registrada con el número 813151, que señala que las 47 hectáreas, “de acuerdo al Plan Director vigente, se encuentran dentro del área de uso urbano”.

Según el director departamental del INRA, Jaime Copa, el inicio del saneamiento de las 47 hectáreas depende del informe que la Alcaldía de Tiquipaya y el Ministerio de Planificación emitan sobre la ubicación del terreno, para determinar si están en la zona urbana o rural.

Según uno de los asesores de la Alcaldía, si bien el terreno se encuentra en un área urbana, la mencionada resolución no está homologada por el Ministerio de Planificación, por lo tanto mantiene su característica de rural y añadió que éste es un problema que se presenta en muchos municipios.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *