Las autoridades de Nueva York descartaron ayer que el apagón masivo ocurrido la noche del sábado en la zona oeste de la ciudad, que afectó a unos 72.000 clientes, fuera resultado de un ataque.

“No hay ninguna indicación de que se tratara de un ciberataque o de un ataque físico”, aseguró en una rueda de prensa Tim Cawley, el director en Nueva York de Con Edison, la compañía eléctrica. También se desechó la posibilidad de que el corte de luz se debiera a una subida en el consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *