El Concejo Municipal de Cercado, Cochabamba, aprobó 1.2 millones de bolivianos de un total de más de 15 para salvar la laguna Alalay de un inminente desastre ambiental, lo que es cuestionado por instituciones ecologistas de Cochabamba.

El viernes pasado en una sesión extraordinaria, los concejales aprobaron la tan solicitada ordenanza municipal que declara estado de emergencia ambiental a la laguna Alalay y su área de influencia, para lo que instruyeron el uso del 8 por ciento del presupuesto destinado a su regeneración o recuperación. El 8 por ciento apenas representa el uso de Bs 1.2 millones de más de 15 que requiere el plan integral de salvamento del espejo de agua.

Desde hace dos meses, la laguna de la Alalay está cubierta de micrófitos casi en un 90 por ciento, que la ponen en riesgo de descomposición afectando a la fauna silvestre y acuática que comienza a morir por falta de oxígeno.

Según el presidente del Concejo Municipal de Cercado, David Herrada, la Ordenanza aprobada, declara emergencia ambiental a la laguna Alalay para su pronta aplicación de parte del Ejecutivo municipal.

Dijo que la mencionada Ordenanza instruye al alcalde Edwin Castallanos, el inicio de los trámites de un decreto supremo del Gobierno central para intervenir en obras que permitan salvar este espejo de agua, único en la ciudad de Cochabamba por su biodiversidad y riqueza de flora y fauna.

REPERCUSIONES: Por su parte, el concejal de Todos por Cochabamba (TPC), Edwin Jiménez informó que con la declaratoria se autoriza el uso de Bs 1,2 millones por la vía de excepción para la compra de los equipos necesarios como urgentes: botes, redes y alquiler de maquinaria para limpiar las macrófitas.

Recordó que la Dirección Especial de Protección de la Madre Tierra solicitó la aprobación de una ley municipal para la emergencia y que haga uso de más de Bs 7 millones del Plan Operativo Anual de la Alcaldía y del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) para poder realizar contrataciones directas eludiendo los procedimientos de licitación.

Pero no todos están conformes con la ordenanza que declara emergencia, como es el caso del director de la Madre Tierra, Germán Parrilla, quien expresó su contrariedad con el Concejo Municipal y anunció que estudiará la posibilidad de plantear la declaratoria de “desastre ambiental”.

Fuente: ANF

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *