La crecida del río Misisipi, henchido por las lluvias y nieves derretidas, avanzaba ayer hacia los estados de Luisiana y Misisipi después de alcanzar ayer un nivel casi récord en la ciudad de Memphis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *