por el pase a la final

El Barcelona, campeón de la Champions, se juega hoy la gloria de competir una nueva final y defender su título en Múnich, aunque para ello deberá superar el 1-0 con que llega el Chelsea del partido de ida.

Después de dos derrotas consecutivas, el equipo de Pep Guardiola está contra las cuerdas en la Champions, una competición que puede marcar el futuro de la temporada, una campaña en la que los azulgrana ya han conseguido tres títulos: Supercopa de España, de Europa y Mundial de Clubes; y optan a un cuarto, puesto que está clasificado para la final de Copa.

El reto es máximo para los azulgranas y la oportunidad inmejorable por inmediata para borrar de un plumazo la pérdida de la Liga. En todo caso, los barcelonistas saben que no les bastará con jugar bien, sino que tendrán que ser más precisos de lo que lo fueron en la ida, donde acorralaron al Chelsea, tuvieron 24 llegadas a la puerta contraria, ocho remates a portería, dos de ellos a los palos, para finiquitar su pase a la final. Pero no fue así. El Chelsea refugiado en una defensa con más densidad que efectiva se encontró con un gol en el único remate ante los tres palos que intentó.

Seguramente Guardiola volverá a contar con una defensa de tres y en esta ocasión Gerard Piqué, ausente en los dos anteriores encuentros (Chelsea y Real Madrid), tiene un sitio reservado y su presencia puede resultar determinante para la salida del balón.

Los otros dos defensas serían Mascherano y Puyol. Delante, Alves podría jugar como carrilero por delante de la defensa, y en el mediocampo Busquets, Xavi, Iniesta y Cesc buscarán ese plus de fútbol combinado que el equipo necesita.

En la delantera, el acompañante de Leo Messi podría ser Alexis Sánchez. El chileno es un especialista en fijar a la pareja de centrales y permitir más libertad de movimientos del astro argentino.

El Chelsea, con la duda de Drogba, viajó a Barcelona con la intención de hacer bueno el 1-0 logrado en el encuentro de ida en Stamford Bridge para lograr el ansiado pase a la final de la Liga de Campeones por primera vez desde 2008.

La baja de Drogba supondrá con toda seguridad la presencia del español Fernando Torres en el once inicial que desplegará mañana Di Matteo en el Camp Nou.

Gerard Piqué

Defensor de Barcelona

Cuando estás hablando de llegar a una final de Champions, el desgaste no cuenta. Achacar una derrota al cansancio es una excusa de perdedores

Alineaciones

Barcelona
Valdés; Mascherano, Piqué, Puyol; Alves, Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc; Messi y Alexis.
DT: Josep Guardiola

Chelsea
Cech; Ivanovic, Terry, Cahill, Cole; Mikel, Lampard; Ramires, Meireles, Mata; y Torres.
DT: Roberto Di Matteo

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *