Cocaleros de Vanduola

Productores de coca de Yungas de Vandiola advirtieron ayer que se movilizarán con bloqueos a partir de las cero horas de hoy en Epizana y que instalarán un piquete de huelga de hambre, como medidas de presión iniciales ante el anuncio del Gobierno nacional de erradicar la hoja de coca excedentaria en esa zona. Los dirigentes expresaron que ante la negativa del Gobierno de desistir de la erradicación, los cocaleros se reunieron en su lugar de origen y decidieron bloquear la carretera antigua a Santa Cruz a la altura de la localidad de Epizana.

“Los productores nos han rebasado, porque ellos ya no creen en las palabras de las autoridades y no quieren ser engañados”, manifestó anoche el dirigente de Yungas de Vandiola, Arnulfo Morales.

Los cocaleros del trópico yungueño exigen que el Gobierno “respete el convenio firmado el 11 de octubre 2006, cuando se acordó la autorización de un cato para cada productor de hoja de coca en la zona de Yungas de Vandiola, provincia Carrasco, en Totora y Pojo”.

El argumento de Morales es que de acuerdo a la Ley 1008, que continúa en vigencia, Yungas de Vandiola es una zona tradicional e histórica donde se produce la hoja de coca.

Un fragmento del artículo 9 de la Ley 1008 dice lo siguiente: “La zona de producción tradicional de coca es aquella donde histórica, social y agroecológicamente se ha cultivado coca, la misma que ha servido para los usos tradicionales (…) Esta zona comprenderá las áreas de producción minifundiaria actual de coca de los subtrópicos de las provincias Nor y Sud Yungas, Murillo, Muñecas, Franz Tamayo e Inquisiví del departamento de La Paz y los Yungas de Vandiola, que comprende parte de las provincias de Tiraque y Carrasco del departamento de Cochabamba”.

“El Gobierno nacional dice que no está dentro del convenio nacional, pero eso es falso o seguramente ese acuerdo lo firmaron fantasmas. Solo pedimos que se respete el convenio”, agregó Morales.

La Fuerza de Tarea Conjunta llegó a Yungas el domingo 17 de junio para ejecutar las labores de erradicación programada en el sector que limita con el área Reservada del Parque Nacional Carrasco, donde se encontraron grandes cantidades de cultivos de coca “ilegal”.

Por su parte, el asesor general de la Gobernación de Cochabamba, Freddy San Millán, expresó que esperan que se acepte la erradicación y que los problemas se resuelvan por la vía de la negociación, pero siempre sujetos a la ley.

Asimismo dijo que la Gobernación no intercederá para no entorpecer el diálogo.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *