En medio de alabanzas, miles de seguidores de la comunidad cristiana acampados en la comunidad de Chacarilla, en el departamento de Oruro, oraron el domingo por el presiente Evo Morales y pidieron a Dios sabiduría para que gobierne con el corazón de Jehová con el fin de consolidar el proceso de cambio a favor de los bolivianos y desposeídos.

Con brazos abiertos, los ojos cerrados y el rostro inclinado, el pastor Víctor Hugo Quispe, dijo “estimado hermano Juan Evo Morales, presidente por voluntad de Dios fue puesto. Que el señor le dé sabiduría, dirección para que pueda gobernar al pueblo de Bolivia conforme al corazón de Dios”.

El Mandatario agradeció a la comunidad cristiana congregada en la Asociación de Iglesias de Dios Reformadas de Bolivia por la invitación a participar en el acto de renovación de la fe y la comunión religiosa.

“Gracias a nuestro señor Jesucristo ahora nuestras iglesias, todas las iglesias de Bolivia con la nueva Constitución tienen los mismos derechos”, apuntó el Morales, quien recordó que fue protegido por los evangélicos cuando era perseguido por los gobiernos del pasado.

Expresó su deseo de que los bolivianos sigan los pasos de Jesucristo y por ello agradeció a la comunidad cristiana y de otras iglesias por dirigir sus oraciones por la paz, la igualdad, la justicia, y sobre todo, por los desposeídos y abandonados.

“Jesucristo dio su vida por los humildes, la humanidad y por ello recordamos la Semana Santa con mucha fe, pensando en la paz social, la dignidad e igualdad”, destacó sorprendido por la concentración de congregaciones de Oruro, Potosí, La Paz, Santa Cruz y otras regiones que cantaron las alabanzas.

El jefe de Estado compartió un desayuno con los fieles y los pastores. Señaló que no olvidará nunca las oraciones llenas de sentimiento por el pueblo boliviano, Gobierno, autoridades y su persona.

El pastor Quispe dejó establecido que quizás por las obras que realiza el Presidente, los hombres no lo recordarán, ni lo reconocerán pero Dios tiene apuntadas todas las buenas obras que hace y no se olvida de su trabajo.

Al celebrar la resurrección del señor Jesucristo quien murió crucificado por los pecados del hombre, el pastor precisó que Cristo resucitó y vive, y comparó al Presidente con David de la biblia, quien “fue escogido por Dios para gobernar al pueblo Selin similar a Orinoca conforme al corazón de Jehová en lugar de Saúl”.

“Por voluntad de Dios, elige a los gobernadores como a David que gobernó y reino sobre su pueblo con un corazón humilde, obediente a Dios. Así quiere que sean todos sus gobernadores y todas sus autoridades”, reflexionó.

Fuente: Abi

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *