El Gobierno se reunió la noche del domingo con los mineros de la Cooperativa 26 de Febrero, que desde el 30 de mayo tienen tomado el centro explotado por Sinchi Wayra bajo un contrato de riesgo compartido con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol). Los cooperativistas no aceptaron la veta de San Antonio (Oruro) ofrecida por el Ejecutivo.

Luego de reunirse con ellos, las autoridades dialogaron ayer con la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), que exigen desalojar a los avasalladores. El Gobierno pidió más tiempo, pero esta organización instruyó a sus afiliados concentrarse en Caracollo para marchar a la mina Colquiri y recuperarla por la fuerza.

Aún se espera conocer la posición de los mineros de Huanuni que forman el sindicato más grande del sector asalariado.

Colquiri está ubicado en la provincia Inquisivi del departamento de La Paz. Es un yacimiento de estaño y zinc.

Las autoridades nacionales volvieron a convocar ayer, en Caracollo, primero a los dirigentes cooperativistas y posteriormente a los dirigentes de los mineros asalariados.

El Gobierno propuso a los cooperativistas la ampliación de su área de trabajo a la veta San Antonio, que se inicia en la superficie, lo que incluso fue aceptado, en principio, por la empresa Sinchi Wayra, pero después fue rechazado por los cooperativistas.

Vanos fueron los intentos de los ministros de Minería, Mario Virreira, y de Trabajo, Daniel Santalla, además de los viceministros de Desarrollo Productivo Minero, Freddy Beltrán, y de Cooperativas Mineras, Isaac Meneses, así como del presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) Héctor Córdova, para lograr un acuerdo el domingo.

Inclusive, plantearon contratar a los cooperativistas, cederles algún espacio de sus concesiones, apoyo técnico y hasta inversiones, pero todo esto fue rechazado por los dirigentes.

Advertencias

El secretario ejecutivo de la Fstmb, Miguel Pérez, anunció que si fracasaba el último intento de diálogo “tendremos que retomar Colquiri y efectivizar la huelga general indefinida de nuestro sector”.

Así, una vez frustrada la intención de lograr un acuerdo, la Fstmb emitió, a través de un radiograma, una instrucción en sentido de que el 40 por ciento de los afiliados a cada uno de sus sindicatos se dirija a Caracollo (Oruro) para iniciar desde allí un avance para recuperar Colquiri, por la fuerza.

Además, se ordenó ejecutar la huelga general indefinida (inicialmente prevista para que comenzara desde ayer), aunque todavía se espera una posición oficial de los mineros de Huanuni, quienes no parecen decididos a respaldar la posición de la matriz nacional.

Al cierre de esta edición (22:00), sin embargo, todavía no habían llegado contingentes de mineos convocados a esa localidad orureña.

Cooperativistas quieren la expulsión de Sinchi Wayra

Los afiliados a la Cooperativa 26 de Febrero, que mantienen ocupado el centro minero de Colquiri, rechazaron todas las propuestas del Gobierno en busca de una salida pacífica al conflicto y plantearon la expulsión de la empresa Sinchi Wayra, filial de la suiza Glencore, para que ellos exploten la mina de la que se extrae estaño y zinc.

El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin), Albino García, dijo que, en principio, su sector solicitó la ampliación de áreas de labor, pero como el Gobierno demoró demasiado para dar una respuesta al planteamiento, se decidió solicitar la expulsión de la empresa Sinchi Wayra.

Los asalariados, entretanto, se preparan para recuperar por la fuerza el yacimiento.

Unos 400 mineros asalariados fueron expulsados de Colquiri el pasado miércoles 30.

Fencomin sostiene que existen unos 1.100 cooperativistas en Colquiri y que la necesidad de trabajar obligó al sector a realizar la toma “pacífica” de esa mina.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *