Por los viernes de Q´oa

Los niveles de contaminación registrados los primeros viernes de q’oa suben en un 400 por ciento durante la temporada de invierno, según el reporte proporcionado por la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (Red MoniCA) de la Alcaldía de Cochabamba.

De acuerdo a la explicación del responsable de la Red MoniCA, Alaín Terán desde medianos de mayo hasta mediados de agosto las bajas temperaturas inciden en la permanencia de los contaminantes concentrados en el aire.

“Durante los meses con temperaturas muy bajas y bastante frío, hacen que la permanencia de los contaminantes permanezcan mucho más tiempo en la atmósfera”, explica Terán.

Según el monitoreo realizado a todos los primeros viernes de este año, en los meses de enero, febrero y marzo, presentan niveles de 95, 60 y hasta 50 microgramos por metro cúbico de aire (ug/m3). Desde abril esta cifra se dispara con 200 ug/m3 (abril), hasta 285.75 (julio) ug/m3.

En la gráfica del cuadro comparativo “Viernes 1 de junio Vs. Viernes 6 de julio de 2012” se evidencia que el nivel promedio de los primeros viernes de q’oa (de enero a mayo de 2012) es de 60 ug/m3 y que en junio el valor máximo de concentración fue de 285.75 ug/m3 y en julio un valor máximo de 271 ug/m3.

Es decir, considerando que el promedio en los meses cálidos es de 60ug/m3 y en los meses fríos 275 ug/m3 y, los niveles de contaminación en este último periódo se incrementan en un 458 por ciento .

EXPLICACIÓN La explicación señala que durante los meses con temperaturas son altas, existe una buena ventilación en la región y las lluvias facilitan a la oxidación de los contaminantes de la atmósfera, explica Terán.

Con este último reporte se evidencia que nuevamente la contaminación generada el primer viernes de q’oa (6 de julio) superó a la de la última noche de San Juan (24 de junio) – 271 ug/m3 en la primera y 267,85 ug/m3 en San Juan.

Terán explica también que la contaminación generada en “la noche más fría” (San Juan) sería mucho menor, del encendido de fogatas, se realizara en meses donde las temperaturas son más altas y las condiciones climáticas permiten que la contaminación se disperse.

Cabe precisar que la gráfica muestra los datos obtenidos de la estación de monitoreo del Parque Kanata y en periodos cortos de exposición (30 minutos) series de tiempo del contaminante de material particulado (PM10).

El concejal, David Herrada, señala que antes de tomar acciones punitivas, se debe apostar por las de concienciación para que exista una reacción consciente y responsable de la población.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *