ah3n2La influenza estacional se presenta en brotes anuales de diversa intensidad y puede afectar a todos los grupos de edad, aunque los de mayor riesgo de desarrollar formas severas son los niños menores de 2 años, los adultos mayores de 65 años, las embarazadas y las personas de cualquier edad que presentan condiciones clínicas subyacentes.

Se conocen tres tipos de virus de la gripe estacional: A, B y C. Los informes sobre la situación de influenza en las Américas indican que los virus que circulan en la actualidad son las típicas cepas de virus gripales de influenza A y B. Entre los subtipos de influenza A circulan actualmente la influenza A(H3N2) y el A(H1N1)pdm09. Es importante llamar la atención que desde el fin de la pandemia en agosto de 2010, el virus A(H1N1)pdm09 es considerado un virus estacional lo que significa que seguirá circulando como los demás virus y que el manejo clínico y la respuesta a brotes es la misma que para otros virus de influenza estacional.

La probabilidad de que ocurran brotes aumenta durante el otoño y el invierno en la región andina. La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) publica un informe semanal en líneai sobre la situación de la influenza estacional en la Región. Periódicamente, la OPS/OMS emite orientaciones para recalcar las medidas de prevención y control de brotes de influenza.

La OPS/OMS reitera a los Estados Miembros con circulación actual de influenza que continúen con sus esfuerzos para disminuir el impacto de eventuales brotes, a través de las acciones de vigilancia epidemiológica y de laboratorio, manejo clínico adecuado de pacientes, vacunación a grupos de riesgo para disminuir la aparición de casos graves y defunciones e información sobre medidas de prevención dirigidas a la población.

A continuación las recomendaciones de respuesta a brotes de influenza estacional.
Respuesta a brotes de influenza estacional: recomendaciones
Vigilancia epidemiológica y de laboratorio:

Manejo clínico:

Recomendaciones a la población:
Recordar que el lavado de manos con jabón es la forma más eficiente para disminuir la transmisión:

El cuidado al estornudar ayuda a evitar la transmisión del virus:

Quien presente síntomas debe evitar saludos con contacto físico:

Las personas con fiebre deben evitar ir al local del trabajo o a lugares públicos hasta que desaparezca la fiebre.
Vacunación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *